10 SÍNTOMAS DE LOS RINES

10 SÍNTOMAS DE LOS RINES

El riñón es un órgano localizado en la porción posterior del abdomen, paralelamente a la columna vertebral. La mayoría de nosotros tiene dos riñones, uno en cada lado de la columna, pero hay personas que nacen sólo con uno.

Los riñones son órganos esenciales para la vida, siendo responsables de diversas funciones, entre ellas, filtración de la sangre, control de los niveles de electrolitos (sodio, potasio, calcio, fósforo, magnesio ...), de la presión arterial, de la cantidad de agua del cuerpo, estimulo a la producción de glóbulos rojos, producción de vitamina D, etc.

Muchas enfermedades de los riñones presentan poco o ningún síntoma en sus fases iniciales. Buena parte de los pacientes sólo descubre ser portador de enfermedad renal en etapas avanzadas, cuando ya no hay mucho que hacer para salvar la función de los riñones.

La mejor manera de identificar precozmente las enfermedades renales es a través de exámenes de sangre y orina. La dosificación de la creatinina sanguínea nos permite calcular la tasa de filtración sanguínea de los riñones, mientras que el simple examen de orina, llamado Urina 1 o EAS, puede identificar la presencia de sangre, proteínas, glucosa u otras sustancias que apuntan a una posible enfermedad riñón.

El gran problema es que, a pesar de ser exámenes baratos y ampliamente disponibles para la población, el desconocimiento de los síntomas que indican enfermedades renales hace que buena parte de las personas no busquen atención médica para la evaluación de sus riñones. Por lo tanto, a menudo, las enfermedades renales no provocan síntomas relevantes, y cuando lo hacen, los pacientes no saben reconocerlos.

Antes de seguir adelante, no deje de ver este corto vídeo producido por el equipo del MD.Salud, que explica de forma simple la insuficiencia renal y el examen de la creatinina.

Signos y síntomas de enfermedades renales

A continuación vamos a hablar de los diez signos y síntomas más comunes de las enfermedades de los riñones. Si usted reconoce cualquiera de estos síntomas, busque un médico para hacer una evaluación de sus riñones.

1. Sangre en la orina (hematuria)

Hematuria es el nombre que damos a la presencia de sangre en la orina, ya sea visible a simple vista o sólo detectable en los análisis de orina.

La presencia de sangre visible en la orina recibe el nombre de hematuria macroscópica. La orina de sangre suele asustar a los pacientes, ya que es un sentido común que esta es una señal de que hay algo mal en las vías urinarias. Difícilmente una persona con sangre en la orina no toma la iniciativa de buscar atención médica.

El gran problema es cuando la pérdida de sangre es imperceptible. La hematuria microscópica es aquella que sólo se identifica a través de exámenes de orina. Este tipo de sangrado en la orina puede pasar desapercibido por años, ya que no es detectable a simple vista.

La presencia de sangre en la orina, sea visible o no, puede ser causada por varias enfermedades, entre ellas:

  • Cáncer renal.
  • Cáncer de vejiga.
  • Cáncer de próstata.
  • Calculo renal.
  • Infección urinaria.
  • Hiperplasia benigna de la próstata.
  • Enfermedades de los glomérulos renales.
  • Enfermedad poliquística renal.
  • Trauma renal.
  • Medicamentos.
  • Tuberculosis urinaria.
  • Esfuerzo fisico.
  • Exceso de calcio en la orina.
  • La endometriosis.

Para más detalles sobre hematuria, lea: HEMATÚRIA - URINA CON SANGRE

2. Orina espumosa

Es perfectamente normal que surja un poco de espuma en el inodoro cuando orinamos debido al torbellino del chorro de orina en el agua. Sin embargo, si observa un cambio en el patrón de la espuma de orina, sobre todo si hay aumento en la cantidad y en el tiempo que tarda en desaparecer, esto puede indicar enfermedad de los riñones.

El aumento de la espuma suele surgir cuando hay pérdida de proteínas en la orina, una alteración llamada de proteinuria. La proteinuria es un signo de enfermedad renal y suele surgir en las siguientes enfermedades:

  • Diabetes Mellitus.
  • Lupus.
  • Enfermedades del glomérulo.
  • SIDA.
  • Eclampsia.
  • La obesidad.
  • Hipertención arterial.
  • Mieloma múltiple.

Para más información sobre proteinuria, lea: PROTEINÚRIA, URINA ESPUMOSA Y SÍNDROME NEFRÓTICA.

3. Edemas (hinchazón)

Los riñones son los órganos que controlan el volumen de agua y sodio (sal) en nuestro organismo. En la insuficiencia renal en fases avanzadas hay una reducción de la eliminación de sodio por los riñones y la acumulación de agua, lo que lleva a la formación de edemas (lea: INSUFICIENCIA RENAL CRÓNICA | Síntomas y tratamiento).

Los edemas también ocurren cuando hay grandes pérdidas de proteínas en la orina, un cuadro llamado síndrome nefrótico.

Las hinchazones suelen aparecer en los pies y los tobillos, subiendo hacia los muslos conforme progresa la enfermedad. En casos más graves, puede haber retención de líquidos en los pulmones, lo que puede llevar a un cuadro llamado edema agudo del pulmón.

Para saber más sobre las enfermedades que causan edema, lea: INCHAZOS Y EDEMAS | Causas y tratamiento.

4. Hipertensión

La retención de sodio y agua no provoca sólo edemas, pero también conduce a la hipertensión arterial. Tanto la insuficiencia renal crónica como las glomerulonefritis frecuentemente cursan con elevación de la presión arterial.

Es siempre bueno recordar que la hipertensión arterial es una de las enfermedades más comunes en la población y que más del 95% de los pacientes con hipertensión no presentan enfermedad renal. Se debe sospechar de enfermedad de los riñones en el paciente que desarrolla hipertensión súbitamente, generalmente asociada a uno o más de los signos y síntomas descritos en este texto. Pacientes cuya hipertensión arterial siempre ha sido bien controlada con medicamento, pero que de repente presentan empeoramiento de la misma, también deben ser investigados para enfermedad renal.

Otra causa de hipertensión de origen renal es una enfermedad llamada estenosis de la arteria renal, que no es más que una obstrucción parcial de la arteria renal, responsable de llevar sangre al riñón.

Para saber más sobre las enfermedades que pueden conducir a la hipertensión arterial, lea: CAUSAS DE HIPERTENSIÓN ARTERIAL (PRESIÓN ALTA).

5. Anemia

Los riñones producen una hormona llamada eritropoyetina, que es responsable de estimular la médula ósea a producir hematíes (glóbulos rojos). Cuando la función renal se ve comprometida, como en fases avanzadas de la insuficiencia renal crónica, hay una caída en la producción de eritropoyetina, haciendo que el paciente desarrolle anemia.

Para saber más sobre anemia, lea: ANEMIA | Síntomas y causas

6. Cansancio

El cansancio en la insuficiencia renal puede tener varias causas. La más común es la presencia de la anemia, explicada arriba. Sin embargo, la acumulación de toxinas en el organismo, así como el aumento de la acidez en la sangre (llamado acidosis), también pueden causar inapetencia.

El paciente insuficiente renal crónico en fases avanzadas se cansa con facilidad y tiene poco ánimo. Si el paciente es anciano, el mismo puede tornarse apático.

La retención de líquidos en los pulmones citada en el ítem 3. también puede causar cansancio y falta de aire.

Para saber más sobre causas de cansancio, lea: CANSAÇO | FADIGA | Principales causas

7. Pérdida del apetito, náuseas y vómitos

De la misma manera que el aumento de la acidez y la retención de toxinas en la sangre causan cansancio, también son responsables de la pérdida de apetito. En fases avanzadas, la insuficiencia renal hace que el paciente presente un gusto metálico en la boca y un aliento malo. Es común que el paciente no tolere más carnes y empiece a adelgazarse por desnutrición.

Náuseas y vómitos, principalmente en la mañana, también pueden ser un signo de enfermedad renal terminal.

Cuando el paciente insuficiente renal presenta los síntomas descritos anteriormente, el médico nefrologista suele indicar el inicio de la hemodiálisis (lea: HEMODIÁLISIS | Cómo funciona, catéter y fístulas).

8. Dolor de espalda o dolor en los riñones

Es muy común el paciente, principalmente los ancianos, asociar un dolor en la región lumbar con una posible enfermedad renal. En realidad, la mayoría de las enfermedades renales, incluyendo la insuficiencia renal crónica, no causa dolor de espalda. El dolor lumbar es en la inmensa mayoría de los casos causada por problemas osteoarticulares de la columna.

Sin embargo, existen algunas excepciones. La presencia de una piedra en uno de los riñones o en las vías urinarias puede causar un intenso dolor lumbar, que suele irradiar a la ingle. El dolor lumbar del cálculo renal es excruciante y no tiene relación con los movimientos del tronco. Esta característica es importante para distinguirla de los dolores de columna que no suelen ser tan intensos y empeoran cuando el paciente mueve el tronco.

Otra causa de dolor lumbar de origen renal es la infección urinaria, principalmente la pielonefritis (lea: PIELONEFRITE | INFECCIÓN URINARIA | Síntomas y tratamiento).

La enfermedad poliquística renal también puede causar dolor lumbar, debido a quistes gigantes que comprimen estructuras adyacentes. El sangrado, la rotura o la infección de un quiste también suele causar dolor.

Para saber más sobre el dolor en los riñones, lea: DOLOR NOS RINES

9. Despertar la noche para orinar

El despertar durante la noche para orinar es un síntoma muy común de enfermedades de la próstata (lea: SÍNTOMAS DE LA PRÓSTATA), sin embargo, también puede ser una señal inicial de enfermedad renal.

Cuando la insuficiencia renal crónica comienza a progresar, el riñón comienza a perder la capacidad de concentrar la orina. Es fácil notar que la primera orina de la mañana es siempre más concentrada, pues como quedamos varias horas sin ingerir líquidos, el riñón reduce la eliminación de agua en la orina durante la noche. Los pacientes con enfermedad renal pierden esa capacidad de concentrar la orina y acaban necesitando interrumpir el sueño para orinar.

10. Ausencia de orina

La mayoría de la gente cree que la orina es una señal inequívoca de la salud de los riñones. El raciocinio es simple: si el urino es porque mis riñones funcionan bien. Esto es un equívoco. En la orina hay mucho más que agua y es imposible a simple vista saber si las toxinas del cuerpo se están eliminando por los riñones.

La orina sólo significa que los riñones todavía pueden excretar agua. En realidad, la mayoría de los pacientes con insuficiencia renal crónica avanzada que necesita iniciar hemodiálisis todavía orina por lo menos un litro por día. La mayoría de estos sólo dejan de orinar uno o dos años después de haber iniciado un programa regular de hemodiálisis. Por lo tanto, orinar, incluso grandes volúmenes, no es una garantía de que los riñones están sanos.

La interrupción de la orina ocurre generalmente por obstrucción de las vías urinarias, como en las enfermedades de la próstata. Algunas glomerulonefritis cursan con insuficiencia renal aguda, causando una reducción rápida del volumen de orina (lea: INSUFICIENCIA RENAL AGUDA Síntomas y tratamiento).


PANCREATITIS - Causas, Síntomas y Tratamiento

PANCREATITIS - Causas, Síntomas y Tratamiento

Pancreatitis es el término usado para describir la inflamación del páncreas. Cuando la inflamación del páncreas ocurre de modo súbito, es decir, agudamente, estamos ante una pancreatitis aguda. Cuando la inflamación es recurrente y hay signos de lesión persistente del páncreas, llamamos pancreatitis crónica. En este

(medicina)

SÍNTOMAS DEL DENGUE CLÁSICO Y HEMORRÁGICO

SÍNTOMAS DEL DENGUE CLÁSICO Y HEMORRÁGICO

El dengue es una enfermedad que no tiene una tasa de mortalidad muy elevada, con aproximadamente 40 muertes por cada 100.000 casos registrados (0, 04%). Las muertes por la enfermedad ocurren casi exclusivamente en los casos más graves, también llamados dengue hemorrágico, forma que cursa con complicaciones, tales como shock circulatorio, hemorragia digestiva y comprometimiento de órganos vitales, como el hígado, el corazón y el sistema nervioso central. Al c

(medicina)