TENDINITE - Síntomas, Causas y Tratamiento

TENDINITE - Síntomas, Causas y Tratamiento

La tendinosis es un síndrome clínico caracterizado por dolor crónico y espesamiento del tendón. Por lo general resulta del uso excesivo del tendón, principalmente en los trabajadores que hacen movimientos repetidos o atletas aficionados.

El término tendinitis se ha abandonado, pues el sufijo "ite" se utiliza habitualmente para describir la presencia de inflamación en alguna estructura, como en los casos de meningitis (inflamación de la meninge), apendicitis (inflamación del apéndice) o faringitis (inflamación de la faringe) . La palabra tendinitis, por lo tanto, significa inflación del tendón. El hecho es que en la mayoría de las tendinopatías provocadas por el uso excesivo del tendón hay poca o ninguna inflamación presente, lo que hace que el término tendinitis inadecuada.

En resumen, el término tendinosis se utiliza para describir una lesión en el tendón crónica causada por el uso excesivo, que antes se llamaba la tendinitis. El término tendinitis debe ser utilizado sólo para los pocos casos en los que no es en realidad un proceso inflamatorio del tendón. El término tendinopatía es más amplio y se puede utilizar para describir cualquier lesión en el tendón, ya sea una tendinosis, tendinitis real, rotura, etc.

En el caso de que se produzca un cambio en la calidad de vida de la población, se debe tener en cuenta que, a pesar de que ya se sabe que el público, más correcto es incluso tendinosis.

En este artículo hablaremos sobre la tendinitis en general, durante las próximas semanas preparamos artículos específicos sobre tendinitis de hombro, rodillas, talón y codo.

¿Qué es la tendinitis?

El tendón es un cordón fibroso, compuesto de tejido conectivo y colágeno, que existe al final de cada músculo, siendo responsable de la fijación del mismo a los huesos. De forma muy simple, podemos decir que el tendón es una especie de cuerda que queda pegada a los huesos, ayudando a los mismos a moverse cada vez que el músculo se contrae. Es gracias a los tendones que conseguimos mover los dedos, las manos, las piernas, los hombros, y varias otras partes del cuerpo.

Algunos tendones son superficiales y fácilmente identificables, como los tendones de las manos y de los pies demostrados en las fotos al lado.

Otro tendón fácilmente identificado es el tendón de aquiles, también llamado tendón calcáneo, que une los músculos de la pantorrilla al talón. Si usted pasa los dedos justo encima del hueso del talón notará la presencia de este un cordón fibroso fuerte.

Como los tendones son los responsables de transmitir las fuerzas de los músculos a los huesos, los mismos son constantemente sometidos a tracción y estrés mecánicos, que, si ocurren de forma intensa y / o repetida, pueden llevar a pequeñas fisuras y degeneraciones del tendón, principalmente en los individuos más viejos, que ya poseen un tendón menos elástico y, por lo tanto, más susceptible a los desgarros.

La tendinopatía generalmente ocurre cuando el tendón sufre lesiones por uso excesivo y no puede tener un "descanso" para curarse adecuadamente, tornarse más espeso y con cicatrices. También son comunes cambios tales como áreas de desorganización de las fibras, calcificaciones y hasta necrosis del tendón.

Causas de la tendinitis

Conforme vamos envejeciendo, nuestros tendones van perdiendo elasticidad, haciendo que, a partir de los 35 años, las tendinopatias se vuelvan cada vez más comunes.

El hecho de que en las últimas décadas la población de mediana edad se haya vuelto más activa colaboró ​​para el aumento de la incidencia de tendinitis, principalmente los del tendón de aquiles y tendones de la rodilla, codo, puño y hombro.

La tendinitis puede surgir por movimientos repetitivos que ocurren en el trabajo o incluso durante la práctica de ejercicios, como correr, jugar tenis, baloncesto, voleibol o golf. Las personas con sobrepeso, con musculatura débil o que trabajen en condiciones inadecuadas también presentan más riesgos de desarrollar tendinitis.

Síntomas de la tendinitis

El principal síntoma de la tendinitis es el dolor, que empeora cuando se utiliza el tendón. En las tendinopatías de los tendones más superficiales, como en el caso del tendón de Aquiles, es posible notar dolor y un espesamiento del tendón a la palpación del mismo. Una hinchazón en la región del tendón también es común.

El cuadro clínico específico depende del tipo de tendón acometido. Por ejemplo, en las tendinitis del hombro (tendinopatía del manguito rotator), el paciente siente un dolor profundo en el hombro cuando intenta hacer movimientos con el brazo; en la tendinitis de la rodilla (tendinopatía patelar), hay un dolor en la porción anterior de la rodilla cada vez que el paciente camina, sube ladera o cuando está sentado y se levanta.

Diagnóstico de la tendinitis

Una tendinosis puede ser diagnosticada sólo con el examen físico. Cuando hay dudas, se pueden solicitar exámenes de imágenes, como la ultrasonografía o la resonancia magnética.

Tratamiento de la tendinitis

Muchas veces, el paciente se acaba automatizando para el dolor y demora para buscar un ortopedista, que es el especialista para tratar tendinopatias. La demora para iniciar un tratamiento puede disminuir las posibilidades de curación completa.

El primer paso en el tratamiento de la tendinosis es identificar y corregir la causa. Las posiciones inadecuadas a la hora de escribir o mecanografiar, zapatos inapropiados para correr, falta de orientación de un profesional de educación física a la hora de hacer musculación o nadar, etc., pueden ser causas corregibles de tendinopatías. Para las personas que trabajan con computadora y tienen tendinitis en el brazo, el cambio por un teclado más ergonómico puede ser la solución. A veces, basta con cambiar la altura de la silla o la posición del puño o del codo durante el trabajo para reducir la carga sobre el tendón afectado.

En el período de recuperación, el paciente debe evitar sobrecargar el tendón lesionado. El reposo es esencial. La fisioterapia para la rehabilitación muscular y el tendón es muy importante en el proceso de recuperación. Es necesario tener paciencia, pues el tratamiento de rehabilitación del tendón puede durar varias semanas.

Los medicamentos antiinflamatorios se pueden utilizar durante un período corto de 5 a 7 días. Los tratamientos más prolongados no presentan beneficios y aún aumentan mucho el riesgo de efectos colaterales (lea: EFECTOS COLATERALES DE LOS ANTI-INFLAMATORIOS). Las pomadas que contienen anti-inflamatorios pueden ayudar en el dolor y presentan menos efectos secundarios que los comprimidos.

De la misma forma, la inyección de corticoides puede ser usada de forma puntual para aliviar los síntomas en la fase más crítica de la tendinitis, pero su uso de forma repetida es perjudicial, ya que aumenta el riesgo de rotura del tendón (lea: PREDNISONA E CORTICOIDES | Efectos colaterales).

La aplicación local de calor o hielo se pueden utilizar para aliviar el dolor.

Tratamiento vendido como de última generación, tipo láser, ultrasonido o ondas de choque presentan más publicidad que resultados en los estudios clínicos.

La acupuntura puede ayudar en el control del dolor agudo, pero no hay evidencias científicas de que, a largo plazo, haya beneficios.

Si después de 6 meses de tratamiento no hay relevante mejora del dolor, se debe pensar en el tratamiento quirúrgico.


COCAÍNA Y CRACK - Efectos y Complicaciones

COCAÍNA Y CRACK - Efectos y Complicaciones

La cocaína, cuyo nombre químico es benzoylmethylecgonine o éster de ácido benzoico es una sustancia alcalina (carácter alcalino, es decir, lo contrario de ácido) extraído de las hojas de Erythroxylum coca, un arbusto común en las montañas de la región Andes de América del Los tres países que más producen cocaína en el mundo son, en orden decreciente, Colombia, Perú y Bolivia. ¿Qué es la co

(medicina)

PROTECTOR SOLAR - ¿Cuáles son las mejores opciones?

PROTECTOR SOLAR - ¿Cuáles son las mejores opciones?

Fotoprotección significa protegerse del sol. La mayoría de la gente cree que el filtro solar (o protector solar o bloqueador solar) es suficiente para darnos esta protección, pero eso no es cierto, el protector solar no es sinónimo de protección solar. El sol emite varios tipos de radiación, olas, de longitudes variadas. Cada

(medicina)