¿QUÉ SON PROTEÍNAS Y AMINOACIDOS?

¿QUÉ SON PROTEÍNAS Y AMINOACIDOS?

De nuestros cabellos y uñas a los músculos, pasando por hormonas, enzimas y anticuerpos, todo en nuestro organismo está compuesto básicamente por proteínas.

En este texto vamos a abordar los siguientes puntos sobre las proteínas:

  • ¿Qué es una proteína.
  • ¿Qué es un aminoácido?
  • ¿Qué es un aminoácido esencial?
  • De lo que se hace la proteína.
  • ¿Cuáles son las funciones de las proteínas.
  • Para qué sirve los suplementos de proteína.

¿Qué es una proteína?

La proteína es, después del agua, el componente más importante y más abundante de los seres vivos. Prácticamente todo en nuestro organismo se compone principalmente de proteínas, incluyendo nuestras células.

Para facilitar el entendimiento, vamos a usar a lo largo de este texto algunas analogías. Vamos a empezar nuestra explicación con una simple: las proteínas están para los seres vivos como los ladrillos están para una casa.

Por lo tanto, imagine nuestro organismo como un gran aglomerado de pequeños ladrillos de origen orgánico. Nuestra piel, uñas, cabellos, huesos, músculos, etc. son todos compuestos por proteínas. Se estima que exista en el cuerpo humano algo alrededor de 2 millones de proteínas.

La analogía con los ladrillos sólo sirve para iniciar la conversación. Vamos a profundizar en el asunto. Las proteínas son compuestos mucho más complejo. Si en una casa por lo general sólo hay un tipo de ladrillo, nuestro organismo se compone de alrededor de 50.000 a 100.000 tipos diferentes de proteínas. Mientras que los ladrillos sólo presentan la función de dar estructura a la casa, nuestras proteínas van mucho más allá. Cada una de las 100 mil proteínas desempeña un papel en el cuerpo. Incluso las que son sólo estructurales son muy diferentes entre sí, basta con reparar en las diferencias que existen entre el cabello, la piel, los músculos, las uñas, los órganos, etc.

El papel de las proteínas no es sólo dar estructura a nuestros tejidos y órganos. Varias sustancias metabolicamente activas en nuestro cuerpo están formadas por proteínas, como por ejemplo: hormonas, anticuerpos, enzimas, factores de coagulación, hemoglobina, etc. En general el 50% del peso de cada una de nuestras células está compuesto de proteínas.

Por lo tanto, la proteína no es sólo un ladrillo, es el ladrillo, la electricidad, el agua, el gas, los muebles y todo lo que hace que una casa funcione. Es como si cada uno de esos elementos de la casa fuera un tipo diferente de proteína.

Algunos ejemplos de diferentes proteínas y sus funciones:

  • Amilasa: enzima producida en el páncreas que participa en el proceso de digestión de los carbohidratos.
  • Insulina: hormona necesaria para la entrada de glucosa en las células.
  • Prolactina: hormona que estimula la producción de leche por las glándulas mamarias.
  • Colágeno: proteína de función estructural, responsable de mantener los tejidos unidos, principalmente piel, cartílagos y huesos.
  • Inmunoglobulinas: son los anticuerpos responsables de las defensas contra gérmenes invasores.
  • Actina y Miosina: proteínas contráctiles de los músculos, responsables de la capacidad de contracción de los mismos.
  • Fibrinógeno: proteína que participa en el proceso de coagulación de la sangre.
  • Ferritina: proteína del hígado que sirve para almacenar el hierro.

¿De qué se hace la proteína?

Las proteínas se hacen a partir de la unión de moléculas de aminoácidos, es decir, son polímeros de aminoácidos. Las proteínas humanas se forman a través de la combinación aleatoria de 20 tipos diferentes de aminoácidos, a saber:

Imagine cada uno de los 20 aminoácidos arriba como una pieza de LEGO®. Si usted tiene 20 piezas diferentes, pero cada una de ellas en un número gigantesco, la cantidad de formas que usted puede crear es prácticamente infinito. Como se mencionó anteriormente, en el cuerpo humano, las 20 moléculas de aminoácidos crean algo alrededor de 100.000 proteínas diferentes, con funciones, tamaño, forma, composición y número de aminoácidos distintos.

Una proteína está formada por al menos 50 moléculas de aminoácidos. Este es su tamaño mínimo. Ya las mayores proteínas en el cuerpo humano llegan a tener más de 30.000 aminoácidos. Las estructuras formadas por menos de 50 aminoácidos se llaman péptidos. Así como las proteínas, los péptidos también desempeñan funciones importantes en el organismo.

La insulina, la hormona producida por el páncreas, que actúa permitiendo la entrada de glucosa a las células, es una proteína pequeña, compuesta por sólo 51 aminoácidos (es la unión de dos péptidos, uno de 21 aminoácidos y otro de 30 aminoácidos). La hemoglobina, estructura presente en los hematíes (glóbulos rojos), responsable del transporte de oxígeno, es una proteína más compleja, compuesta por 574 aminoácidos. Algunas proteínas de los músculos son enormes, formadas por más de 30.000 aminoácidos.

Además de la cantidad y los tipos de aminoácidos presentes, la forma que la proteína asume también influye en su función. La proteína puede tener estructura lineal, en hélice, puede ser doblada o algo esférica. Así como una hoja de papel, dependiendo de cómo se dobla, puede dar lugar a un barquito, un sombrero o un avión, dos proteínas compuestas por los mismos aminoácidos, pueden asumir formas diferentes, pasando a desempeñar funciones distintas en el organismo.

Aminoácidos esenciales

De los 20 aminoácidos que el cuerpo utiliza como base la elaboración de sus proteínas, 11 son producidos por nuestro propio organismo y 9 se obtienen exclusivamente a través de la alimentación. Estos 9 aminoácidos que el cuerpo no puede producir (fenilalanina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, treonina, triptofano, histidina y valina) se llaman aminoácidos esenciales. Si sólo uno de ellos está ausente, miles de proteínas esenciales a la vida dejará de ser producidas, provocando serios daños a la salud.

Los aminoácidos esenciales se pueden obtener a través de variedad de alimentos, como carnes, cereales, legumbres, granos, soja, huevos y leche. Una alimentación balanceada es más que suficiente para proveer la cantidad de aminoácidos que necesitamos. Incluso las personas que no comen carne consiguen ingerir todos los aminoácidos esenciales.

Suplementos de proteínas

El uso de suplementos a base de proteínas y aminoácidos se ha vuelto muy común, principalmente entre personas que quieren ganar masa muscular. Los músculos se compone básicamente de proteínas, muchas de ellas producidas a través de aminoácidos esenciales. Si usted pretende crear músculos, es necesario tener proteínas en el cuerpo para el trabajo, después de todo, no se construye una casa sin ladrillos.

Sin embargo, no basta con comer proteínas para quedar más fuerte. Una de las reglas de nuestro organismo es sólo usar lo que necesita, almacenando el resto si hay carencia de alimentos en el futuro. Nuestro organismo ha sido moldeado por siglos de evolución, estando siempre a la espera de épocas difíciles, con carencia de alimentos. Supermercados, heladera y comida en exceso son una creación del hombre moderno. Nuestro cuerpo todavía piensa como el de nuestros antepasados, que no tenían acceso tan fácil a los alimentos. Todo lo que se consume en exceso se convierte en grasa, que es una fuente de energía que se puede almacenar en grandes cantidades.

La producción de músculos es incentivada por el ejercicio físico. Si un determinado músculo está siendo constantemente exigido, el cuerpo automáticamente aumenta el aporte de proteínas, haciéndolo más fuerte. En este caso, es necesario garantizar una buena ingesta de proteínas para que estas puedan servir de sustrato para la producción de fibras musculares mayores y más fuertes. Si el individuo, sin embargo, es sedentario o hace esfuerzos apenas leves, el organismo no siente necesidad de crear más músculos, ya que la actual musculatura es suficiente para soportar la carga diaria de esfuerzos. En este caso, si el sujeto consume más proteínas que lo necesario, no serán aprovechadas. Como cada gramo de proteína posee cerca de 4 calorías, el cuerpo transformará el exceso de calorías ingerido en grasa, almacenándolas en los tejidos adiposos.

Leer también: SUPLEMENTOS DE CREATINA HACEN MAL?


SÍNDROME DE LA FADIGA CRÓNICA - Causas, Síntomas y Tratamiento

SÍNDROME DE LA FADIGA CRÓNICA - Causas, Síntomas y Tratamiento

El síndrome de fatiga crónica es una enfermedad controvertida y de difícil explicación, siendo muy frustrante de tratarse, no sólo para los pacientes, sino también para los médicos, pues aún no se ha logrado establecer definitivamente sus causas, el diagnóstico es difícil de hacer y, el tratamiento actual es poco efectivo. A pesar

(medicina)

Trastorno de ansiedad generalizada - Síntomas y tratamiento

Trastorno de ansiedad generalizada - Síntomas y tratamiento

La ansiedad es un sentimiento natural, que suele surgir cuando vivimos situaciones que provocan estrés, miedo o aprehensión. Estar ansioso en respuesta a un evento específico es tan normal como sentir miedo, tristeza, felicidad o irritación. En realidad, la ansiedad puede incluso ser beneficiosa en algunas situaciones, pues nos deja más alerta y preparado para enfrentar situaciones de peligro. La

(medicina)