¿Por qué congelar las hierbas frescas con aceite de oliva?

¿Por qué congelar las hierbas frescas con aceite de oliva?

Las hierbas frescas son excelentes ingredientes para cocinar. Si contienen maravillosas propiedades medicinales, también le dan un toque de sabor especial que deleita nuestros platos en salsa y todo nuestros platos diarios
Sin embargo, su principal error es que son difíciles de mantener.

Si no cultivas tomillo, menta, albahaca o romero en casa, estás obligado a comprarlos en casa. mercado o en un negocio, y rápidamente pierden su excelente.

No los tire. En el resto de este artículo, le ofreceremos una idea que le servirá bien.

Si congela sus hierbas aromáticas favoritas con un poco de aceite de oliva, podrá conservarlas por más tiempo y cocina fácilmente.

Explicaremos cómo hacer y enumeraremos todos los beneficios que esta técnica puede brindarte. ¡Un truco que revolucionará tu vida diaria!

¿Las hierbas frescas pierden sus propiedades cuando están congeladas?

Todos sabemos que la mayoría de las plantas y plantas tienen todas sus propiedades solo cuando son

Descubra también: El aceite del árbol del té: el aceite de la vida y mil remedios

Sin embargo, para las hierbas aromáticas, hay varias formas de consumirlas sin perder sus virtudes.

  • Puedes secarlas en casa, suspendiéndolas del fondo (ideal con orégano, albahaca o menta).
  • Puedes comerlas o uso en forma de aceites esenciales
  • También puede combinarlos con aceite de oliva, para fortalecer todas sus propiedades.

El proceso de congelación no eliminará en absoluto sus propiedades originales.

¿Se puede congelar el aceite de oliva?

Esa es otra pregunta que tenemos el derecho de preguntarnos a nosotros mismos. Y la respuesta es sí. El aceite de oliva tolera muy bien la congelación y no pierde sus propiedades.

  • Sin embargo, debes saber algo importante. Una vez descongelado, el aceite de oliva debe consumirse en el día.
  • No lo descongele por adelantado, para la preparación de un plato
  • No puede volver a congelarlo, por supuesto.

Aceite la aceituna es casi en su totalidad ácido oleico. Este ácido comienza a espesarse a partir de 4 ° C.

  • Cuando el aceite de oliva alcanza la temperatura de 0 ° C, comienza a formar pequeños grumos, que desaparecen después de su solidificación total.
  • Es un proceso totalmente natural y seguro.
  • La congelación no afecta su composición y ácidos grasos esenciales omega 3. Además, sus antioxidantes no se ven afectados en absoluto.

Los beneficios de congelación de hierbas frescas en aceite de oliva

Es un proceso simple, saludable y efectivo para conservar las propiedades del aceite de oliva, pero también hierbas aromáticas.

Si quieres todavía no están convencidos de este truco, aquí hay una lista de todos los beneficios que puede traer a su salud:

  • Es un remedio natural para perder peso. Sus grasas saludables y aceites esenciales nos dan un efecto saciante y nos encargamos de nuestra digestión.
  • Si combinas el aceite de oliva y el romero, obtendrás un potente antiinflamatorio , ideal para lucha contra el dolor de artritis en particular.
  • Si combinas aceite de oliva con albahaca, tomillo o romero, podrás cuidar de tu sistema inmunológico completo.
  • Si sufres de indigestión , flatulencia o ácido estomacal, consumen aceite de oliva y hojas de menta. El resultado es simplemente increíble, muy agradable en el paladar.

También averigüe: 6 errores que debe evitar para conservar sus alimentos

Cómo congelar hierbas frescas con aceite de oliva

Lo primero que debe hacer es elegir las hierbas más frescas. Por ejemplo, la manzanilla y el diente de león no funcionan bien.

Las plantas más resistentes con propiedades antioxidantes son las más adecuadas. Estas son algunas de las hierbas que puede usar con los ojos cerrados para realizar nuestro truco.

¿Qué necesita?

  • Romero
  • Tomillo
  • Orégano
  • Menta
  • De salvia
  • De hinojo
  • De una bandeja de cubitos de hielo
  • De aceite de oliva virgen extra
  • De película transparente

Descubra también: El pan con el aceite de oliva: una combinación perfecta

Cómo preparar este truco

  • Una vez que haya elegido sus hierbas frescas, lávelas muy bien bajo el agua, luego córtelas en trozos pequeños. La idea es que puedan caber en los cubitos de hielo . Luego colóquelos en los pequeños cuadrados de la bandeja de cubitos de hielo.
  • Una vez que haya hecho estas cosas, vierta algunos cubos de hielo Aceite de oliva virgen extra para cubrir completamente las hierbas. Nada podría ser más simple.
  • Finalmente, cúbralo con película para que la mezcla no se derrame y las hierbas estén bien conservadas. Además, hará que sea más fácil poner su contenedor en el congelador.
  • Al día siguiente, sus "cubitos de hielo" de hierbas aromáticas en aceite de oliva estarán listos.

Use toda su imaginación y toda su Experiencia culinaria para disfrutar de las fabulosas propiedades de estos cubos de hielo. Puede usarlos para saltear vegetales, hacer purés o sopas, o simplemente untarlos en un buen pan para hacer un desayuno equilibrado.

¿Qué le parece comenzar hoy


Los beneficios de una ducha de agua fría

Los beneficios de una ducha de agua fría

Algunas personas toman duchas en agua fría. ¿Pero es bueno para la salud? Muchos de nosotros tomamos duchas tibias o tibias dependiendo de la temperatura exterior. un hábito difícil de cambiar, ya que no conocemos todos los beneficios que nos puede aportar una ducha de agua fría. Aprenda a mejorar su salud mediante la adopción de las duchas frías , y probar varias técnicas para hacerlo sin demasiado dificultades Ducharse con agua fría o caliente En realidad, tanto el agua fría como la caliente tienen beneficios para la salud.

(Buenos hábitos)

Los 8 beneficios de las fresas para su salud

Los 8 beneficios de las fresas para su salud

Las fresas son conocidas por sus propiedades diuréticas, antiinflamatorias y depurativas. Y gracias a sus flavonoides, que ayudan a combatir el estrés oxidativo y el deterioro cognitivo. Las fresas son de bayas de color rojo brillante , que gracias a su sabor dulce, se utilizó como una ingrediente básico en la preparación de cientos de recetas.

(Buenos hábitos)