Los 7 hábitos de las personas emocionalmente inteligentes

Los 7 hábitos de las personas emocionalmente inteligentes

Es muy importante conocerse a uno mismo y aceptarse a sí mismo. Pero también es esencial sentir empatía y ponerse en los zapatos de los demás.

Todos pueden enojarse. Pero es difícil enojarse por razones válidas y en contra de quién lo merece, en el momento correcto y durante el tiempo.

Aristóteles

Durante muchos años todos hemos oído que es importante desarrollar y expresar nuestra inteligencia emocional .

Sin embargo, estamos tan ahogados bajo este concepto que los objetivos a alcanzar se multiplican, sin que estemos seguros de estar en el camino correcto, y sin saber lo que debemos hacer para mantenernos en este estado de equilibrio psíquico.

Las personas emocionalmente inteligentes tienen la capacidad para gestionar sus emociones, y las de los demás, efectivamente

Ser emocional e inteligente al mismo tiempo puede ser bastante difícil de manejar. Sin embargo, depende en gran medida de cómo manejamos nuestros objetivos

Todos podemos cultivar nuestra llama interna que nos ayuda a controlar nuestras emociones, limitar lo que toleramos y destruir las barreras emocionales que nos hieren.

Esto es p Por esta razón, en este artículo, le presentaremos los hábitos que a menudo toman las personas emocionalmente inteligentes.

Esto le permitirá ver cuáles son las líneas principales de este tipo de personalidad .

1 . Las personas emocionalmente inteligentes se conocen bien

Las personas emocionalmente inteligentes son capaces de comprender las causas de sus sentimientos

Identifican perfectamente las situaciones que causan algunos de sus sentimientos, lo que les permite una mejor gestión conflictos y tiempos difíciles.

No es una tarea fácil, porque nuestra vida emocional puede ser muy complicada .

De hecho, necesitamos entender las raíces de nuestras emociones fuertes como ira, miedo o alegría Pero es algo particularmente difícil

2. Las personas emocionalmente inteligentes pueden tomar decisiones

Las personas emocionalmente inteligentes también sienten miedo, pero nunca se apresuran cuando toman decisiones .

Por otro lado, saben cómo analizar sus opiniones profundas y las consecuencias de cada una de las oportunidades disponibles para ellos.

Tener una inteligencia emocional desarrollada puede ayudarnos a reconocer y asumir mejor nuestras responsabilidades. Nos permite establecer objetivos para lo que queremos en la vida.

3. Las personas emocionalmente inteligentes saben cómo manejar sus emociones

Para Daniel Goleman y otros que han abordado este tema, la autoconciencia es uno de los pilares de la inteligencia emocional.

Esta capacidad consiste en saber cómo reconocer los estados de ánimo, las emociones y los sentimientos.

Además, la autoconciencia implica una conciencia de la influencia de nuestros estados de ánimo en quienes nos rodean

Gestionar el recurso emocional es uno de los temas centrales de la inteligencia emocional

Saber cómo regular nuestras emociones ayuda a establecer relaciones sanas con los demás, pero también con nuestro yo interior.

Ser conscientes de cómo nos sentimos puede capacitarnos para ser el maestro de nuestras emociones, y no para encontrarnos en la situación opuesta.

4. Las personas inteligentes sienten empatía

Las emociones son contagiosas. Todos lo sabemos por experiencia. Después de un buen café compartido con un amigo, nos sentimos bien. Cuando una recepcionista mal entrenada nos responde incómodamente en una tienda, nos sentimos mal.

Daniel Goleman

La empatía es la capacidad de ponerse en los zapatos de los demás. Es uno de los pilares de la inteligencia emocional

Saber cómo las personas que nos rodean sienten acerca de la relación que tenemos con ellos. Además, nos permite tratar mejor las situaciones interpersonales que puedan surgir.

Podemos neutralizar nuestros sentidos, pero no podemos escapar de nuestras propias emociones y las de los demás.

Las personas que saben cómo manejar sus emociones pueden controlar mejor esta dimensión.

5. Las personas emocionalmente inteligentes abren sus corazones

La apertura y la confianza depositada en las relaciones son indicadores esenciales de personas con una fuerte inteligencia emocional.

Cuanto más nos abrimos, cuanto más descartamos nuestras reservas habituales, más podemos construir relaciones sanas y duraderas.

La inteligencia emocional nos permite sentirnos mejor y administrar mejor nuestras emociones, pero también para expresarlas mejor y transmitirlas a los demás.

6. Las personas emocionalmente inteligentes están muy motivadas para llevar a cabo sus proyectos

A pesar de que pueden estar nerviosos al hacer cambios significativos en sus vidas, saben cómo manejar sus ansiedades para llevar a cabo sus proyectos.

Al sumergirse en lo desconocido, saben que pueden lograr una vida mejor, y esto les permite ser consistentes en la consecución y el logro de sus objetivos.

Qué tan bien manejan sus vidas emociones, pueden tolerar frustraciones y privaciones de gratificación muy grandes , para llevar a cabo sus proyectos a largo plazo.

7. Las personas emocionalmente inteligentes toman la responsabilidad

La autoaceptación y la autoconfianza nos ayudan a tomar conciencia de nuestra vida y comprometernos.

Debemos aceptar que somos responsables de nuestras alegrías y Y la carga de cambiar ciertas situaciones desagradables solo puede pesar sobre nuestros hombros

¿Cómo podemos desarrollar nuestra inteligencia emocional?

No hay correlación entre el coeficiente intelectual y empatía emocional Estos parámetros están controlados por dos partes diferentes de nuestro cerebro.

Daniel Goleman

No existe una relación directa entre lo que llamamos inteligencia académica e inteligencia emocional.

Una persona puede ser brillante y particularmente distinguida en escuela, mientras tienen dificultades para administrar sus propias vidas.

También es muy importante entender que la inteligencia emocional no está en oposición a la inteligencia académica.

No es el triunfo del corazón sobre el cerebro, sino el punto de encuentro de dos dimensiones independientes

En la vida cotidiana, podemos establecer diferentes métodos para conocer mejor nuestras emociones:

  • Familiarícese mejor. Haga preguntas, cuestione su comportamiento y reflexione sobre los valores que llevas
    Realiza ejercicios introspectivos a diario para profundizar tu autoconciencia
  • Regula tus emociones No es fácil. Sin embargo, realmente vale la pena tratar de controlar nuestras emociones, tanto positivas como negativas.
    Si se siente enojado, tómese un momento para pensar y distanciarse de la situación que está experimentando.
    Recuerde que solo usted tiene control sobre su vida, su comportamiento y sus emociones.
  • Empatízate. Ponte en el lugar de los que te rodean, aunque no siempre sea agradable.
    De esta forma, entenderás que detrás de cada persona hay una historia propia.
    Esto sin duda te ayudará a superar muchas situaciones
  • Siempre busca la motivación Levántate cada mañana con la impresión de seguir adelante en tu vida. Los mayores éxitos están hechos de pequeños éxitos, nunca lo olvides.


4 Beneficios psicológicos de caminar

4 Beneficios psicológicos de caminar

El ejercicio físico es excelente para nuestra cuerpo, pero también para nuestro espíritu . Hoy, vamos a hablar con usted sobre un tema muy específico: los beneficios psicológicos de caminar. Descubra también: 7 beneficios psicológicos del ejercicio físico Caminar no se cansa. Es una actividad entretenida que todos pueden hacer a su propio ritmo.

(Buenos hábitos)

El cáncer de pulmón es mucho más letal en las mujeres

El cáncer de pulmón es mucho más letal en las mujeres

Hoy en día, hay más mujeres fumadoras que hombres y más del 80% de los diagnósticos de cáncer de pulmón se deben al tabaco. El cáncer de pulmón es uno los tipos más comunes de cáncer en las mujeres, y como resultado, se ha demostrado que es más mortal que la mama o el útero. Las mujeres están cada vez más en riesgo sustancias tóxicas ambientales y, desafortunadamente, el número de mujeres fumadoras ha aumentado dramáticamente.

(Buenos hábitos)