SORO CASERO - Cómo hacer y para qué sirve?

SORO CASERO - Cómo hacer y para qué sirve?

El suero casero es una solución a base de agua, sal y azúcar que puede ser hecha en casa y sirve para el tratamiento y para la prevención de la deshidratación en los pacientes con cuadros de diarrea y / o vómitos.

La deshidratación provocada por los cuadros gastroenteritis sigue siendo una de las principales causas de muertes, principalmente en los países más pobres. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en todo el mundo, todavía mueren cerca de 3 millones de niños por complicaciones causadas por cuadros de diarrea. Pero no son sólo los niños que están bajo riesgo, la diarrea también causa complicaciones en los pacientes ancianos, siendo esa una de las principales causas de internación hospitalaria en ese grupo de edad.

En este artículo vamos a explicar para qué sirve el suero casero, cuando se debe utilizar y cómo se prepara. También vamos a explicar por qué actualmente la OMS y los ministerios de Salud de varios países del mundo indican la utilización de las soluciones de rehidratación oral en lugar del suero casero.

Hablamos más específicamente de la diarrea y de la gastroenteritis en los siguientes artículos:

- VIROSIS GASTROINTESTINAL - Vómitos y Diarrea.
- DIARREIA - Causas y Tratamiento.
- Diarrea por la bacteria Escherichia coli (E.coli)

Antes de seguir adelante con el artículo, asista a este video de 3 minutos producido por el equipo del MD.Salud sobre cómo preparar el suero casero, que resume la información más importante del texto. Ayúdanos a difundir este vídeo ya difundir información que puede salvar vidas.

¿Para qué sirve el suero casero?

El suero casero fue durante muchos años la solución más indicada para el tratamiento de la deshidratación provocada por cuadros de diarrea aguda.

Pero si el objetivo es hidratar, ¿por qué suero casero y no sólo agua?

Cuando un paciente tiene diarrea y / o vómitos, se deshidrata porque pierde un gran volumen de agua. Pero esta pérdida no es de agua pura, junto con el agua hay pérdida de diversos electrólitos (sales minerales), tales como potasio, sodio y bicarbonato. Por lo tanto, la reposición ideal debe ser hecha con agua y electrolitos para evitar que el paciente desarrolla alteraciones hidreletrolíticas graves, como la hiponatremia (baja de sodio en la sangre), hipocalemia (baja de potasio en la sangre) o acidosis metabólica (acidez en la sangre).

Por lo tanto, el suero casero, que contiene cloruro de sodio (sal) y glucosa (azúcar), es una fórmula más adecuada que el agua pura para restablecer las pérdidas causadas por cuadros de diarrea.

A pesar de la diarrea, la capacidad intestinal de absorción de glucosa y sales minerales, principalmente de sodio, suele estar intacta en los pacientes. Por lo tanto, aunque el paciente continúe teniendo episodios de diarrea, los componentes del suero casero continúan siendo absorbidos por el intestino.

Alrededor del 95% de los cuadros de diarrea pueden ser tratados sólo con hidratación por vía oral. Sólo el 5% de los pacientes necesitan hospitalización para la administración de suero por vía intravenosa.

¿Cómo hacer el suero casero?

El suero casero es una solución que consiste en 3, 5 gramos de sal + 20 gramos de azúcar diluidos en 1 litro de agua filtrada o previamente hervida. En la práctica, esto significa 1 cucharadita de sal + 1 cucharada de azúcar.

El problema de esta forma de preparación del suero casero es la frecuencia en la que la solución se prepara con cantidades erróneas, ya sea de sal o de azúcar. Al usar cucharas comunes de cocina, la cantidad de sal y azúcar termina variando mucho, dependiendo de quien va a preparar el suero.

Para evitar estos errores de preparación, existen cucharas estándar recomendadas por UNICEF, como se muestra en la siguiente imagen. Esta cosechar con las medidas correctas puede ser adquirida en farmacias populares o en los puestos de salud. En este caso, basta con mezclar 1 medida baja de sal y dos medidas bajas de azúcar en 200 mL de agua para que el suero quede con las concentraciones más cercanas a lo recomendado por el Ministerio de Salud y la OMS.

Es importante estar atendo a la cantidad de agua. Si va a usar las cucharas de cocina, la cantidad de agua es de 1 litro. Si tiene la cuchara estándar para preparar el suero, la cantidad de agua es 200 mL.

La validez del suero casero es de 24 horas.

¿Cómo tomar el suero casero?

El suero debe tomarse a lo largo del día en dosis pequeñas pero frecuentes, para evitar que una rápida distensión del estómago estimule el reflejo del vómito. Hay varias formas de calcular el ritmo de administración del suero casero. Vamos a sugerir algunas opciones:

  • De 150 a 300 mL por hora.
  • 1 cucharada de postre cada 2 minutos, para consumir un vaso por hora.
  • 10 ml por kilogramo de peso cada vez que el paciente tiene un episodio de diarrea.
  • 2 ml por kilogramo de peso cada vez que el paciente tiene un episodio de vómito.
  • En los niños, el recomendado es 50 mL por kilo de peso cada 4 horas. Ex: un niño de 10 kilos debe consumir 500 mL de suero en el período de 4 horas.

Dependiendo de la gravedad de la diarrea, estos valores pueden ser adaptados. El objetivo es intentar ingerir, como mínimo, la misma cantidad de líquido que se ha perdido en la diarrea y los vómitos. No siempre es fácil de predecir. Por lo tanto, la sensación de sed puede ser una buena sugerencia. El paciente debe hidratarse de forma que no tenga sed, ni la boca seca.

Otra forma de controlar indirectamente el estado de hidratación es a través de la orina. Los pacientes deshidratados presentan una orina de color más concentrada, con olor más fuerte y con poco volumen. Si usted tiene múltiples episodios de diarrea y notó que casi no tiene orinado, la reposición de líquidos debe ser aumentada (lea: URINA CON LLENA FUERTE).

¿Por qué las soluciones de rehidratación oral son mejores que el suero casero?

El suero casero es una solución que sólo contiene cloruro de sodio y glucosa. Además, como se prepara en casa, son frecuentes los errores de dosificación. Por eso, en los últimos años, la OMS ha pasado a indicar el uso de las soluciones de rehidratación oral, que son pequeñas bolsas que contienen cloruro de sodio, glucosa, potasio y citrato en polvo en cantidades más adecuadas.

Además de ser una formulación más completa en términos de sales minerales, la solución de rehidratación oral viene en envases con una cantidad ya determinada, bastando diluir el contenido de las bolsas en 1 litro de agua limpia (hervida o filtrada). De esta forma, se minimiza el riesgo de que la solución contenga cantidades erróneas de sales minerales.

La solución de rehidratación oral se suministra gratuitamente en los puestos de salud y en las farmacias populares. También hay fórmulas comerciales que pueden ser adquiridas en las farmacias, como el Rehidrat, Hidrafix o Pedialyte.

Refrigerantes y jugos de fruta

Refrigerantes y jugos de fruta, principalmente los industrializados, son bebidas con alto contenido de azúcar. El exceso de azúcar puede agravar la diarrea. Además, estas bebidas tienen bajo contenido de sodio, lo que puede causar hiponatremia, si se consumen en gran cantidad.

En casos de diarrea leve, sin signos claros de deshidratación, los jugos naturales (sin adición de azúcar) y los tés (que no tienen acción diurética) pueden ser una opción válida para hidratar al paciente.

Las bebidas isotónicas o deportivas, como el Gatorade, tampoco son el tipo de líquido más adecuado para la rehidratación en caso de diarrea más intensa, pero se pueden utilizar en diarreas leves, en las que el paciente se encuentra con buen estado general.

Y el agua?

El paciente con diarrea puede mantener la ingestión de agua pura, principalmente en los casos más leves. Sin embargo, en los casos de diarrea más intensa en la que el paciente presenta signos de deshidratación (sed, boca seca, cansancio, calambres, presión baja ...), la hidratación no debe ser hecha sólo con agua, pues existe riesgo de hiponatremia.


Desprendimiento prematuro de la Placenta - Síntomas y Tratamiento

Desprendimiento prematuro de la Placenta - Síntomas y Tratamiento

El desprendimiento prematuro de la placenta (DPP), también conocido como placenta abrupta o desprendimiento placentario, es una complicación inusual, pero grave del embarazo, en la cual la placenta se despega parcial o completamente del útero antes de la hora del parto. La DPP es un problema potencialmente fatal, pues la pérdida de contacto entre la placenta y el útero puede no sólo privar al bebé de oxígeno y nutrientes, sino también provocar hemorragia, llevando a una voluminosa pérdida de sangre por parte de la madre. En este

(medicina)

LINFOMA - Tipos, Causas, Síntomas y Tratamiento

LINFOMA - Tipos, Causas, Síntomas y Tratamiento

Linfoma es la enfermedad que surge cuando las células de nuestro sistema linfático sufren transformaciones malignas, o sea, se ven cáncer. Hay dos tipos de linfoma, que se llaman linfoma Hodgkin y linfoma no Hodgkin. En este texto vamos a explicar los siguientes puntos sobre el linfoma: ¿Qué es el sistema linfático. ¿Qué

(medicina)