CAUSAS DE TOSSE Y CUBIERTA CON SANGRE

CAUSAS DE TOSSE Y CUBIERTA CON SANGRE

La existencia de tos con expectoración sanguinolenta es un signo de lesión de las vías respiratorias. Hay decenas de causas para la presencia de sangre en el esputo, algunas de ellas benignas, como lesiones en la boca o en la nariz, y algunas más graves, como infecciones pulmonares o tumores de las vías aéreas.

En este texto vamos a abordar las principales causas de la tos con expectoración sanguinolenta.

Si desea leer más sobre las causas de tos, ya sea con o sin expectoración, vaya al siguiente artículo: TOSSE - Causas y tratamientos.

¿Qué es la hemoptis?

La expectoración con sangre, llamada científicamente de hemoptis, es una señal potencialmente grave, pudiendo presentarse como un cuadro que varía de pequeñas rayas de sangre en el esputo, hasta hemorragias masivas.

Cualquier sangrado en algún punto de las vías aéreas puede causar espurio con sangre. Incluso pequeñas lesiones nasales. Por eso, el primer paso al evaluar un esputo con sangre es intentar identificar su origen.

Los sangrados procedentes de lesiones en la cavidad nasal o en la boca normalmente tienen poca repercusión. Las expectoraciones con sangre venida del pulmón, en general, indican alguna enfermedad más grave que merece mayor investigación. También es importante diferenciar la hemoptisis del sangrado proveniente del sistema digestivo (hematémesis).

De una manera sencilla, podemos distinguir el origen de la sangre de la siguiente manera:

- Eliminación de sangre por la boca junto con vómitos = Tracto digestivo
- Eliminación de sangre con tos y expectoración = Pulmones, laringe o traquea
- Eliminación de sangre sin tos y sin vómitos = Cavidad oral o nasal

Sólo se considera hemoptis cuando el sangrado se origina en las vías aéreas inferiores, es decir, del pulmón, traquea o laringe. Los sangrados de origen nasal, llamados epistaxes, se abordan en texto. A parte que se puede acceder a través de este enlace: SANGRAMENTO DEL NARIZ | Epistaxis.

Causas de hemoptisis

Como se puede ver en el gráfico abajo, son varias las causas de expectoración sanguinolenta.

A partir de este punto, cada vez que escribo expectoración o espurio con sangre, me referiré a la hemoptis.

Además de las infecciones pulmonares y del cáncer de pulmón, podemos citar como causas de esputo sanguinolento:

  • Trauma.
  • Vasculitis (lea: VASCULITE - ¿Qué es y cuáles son sus síntomas) como la Granulomatosis de Wegener (lea: GRANULOMATOSIS DE WEGENER).
  • Cocaína y Crack (lee: COCAÍNA | CRACK | Efectos y complicaciones).
  • Insuficiencia cardiaca (lea: INSUFICIENCIA CARDÍACA - CAUSAS Y SÍNTOMAS).
  • Embolia pulmonar (lea: EMBOLIA PULMONAR).
  • Alteraciones de la coagulación.
  • Estenosis de la válvula mitral.
  • Aneurisma de aorta (lea: ¿QUÉ ES UN ANEURISMO?).
  • Cuerpo extraño aspirado.
  • Tumores de laringe.
  • Endometriosis pulmonar (lea: ENDOMETRIOSE | Síntomas y tratamiento).
  • Bronquitis.

Entre las infecciones podemos destacar la neumonía (lea: SINTOMAS DE LA PNEUMONIA), tuberculosis (lea: SINTOMAS DE TUBERCULOSIS), infecciones por hongos y el absceso pulmonar.

La tuberculosis o las infecciones de repetición pueden causar lesiones permanentes en los bronquios, dejándolos dilatados y crónicamente infectados. Llamamos este cambio de bronquiectasia.

La bronquiectasia es una causa de hemoptis de repetición. La infección cura, pero las lesiones en el pulmón pueden quedarse para siempre.

En los cuadros infecciosos, la expectoración con sangre suele venir acompañada de fiebre, sudores, escalofríos y aumento de los parámetros inflamatorios en los análisis de sangre (lea: CHECK-UP / EXAMEN DE SANGRE). El patrón de la radiografía de tórax y la tomografía computarizada también ayudan.

Cáncer de pulmón es otra causa común de esputo con sangre. Pueden ser tumores primarios o metástasis (lea: CÁNCER (CANCRO) - SÍNTOMAS Y DEFINICIONES). Un consejo para el diagnóstico es la edad más avanzada, el tabaquismo (lea: CÓMO Y PORQUE PARAR DE FUMAR CIGARRO) y el adelgazamiento continuo. Una vez más los exámenes de imagen colaboran para definir la presencia de tumores.

Una causa menos común de hemoptisis, pero importante de reconocer debido a la urgencia con que se debe iniciar el tratamiento, son las vasculitis y las enfermedades autoinmunes como Lupus, Síndrome de Goodpasture y la Granulomatosis de Wegener (lea: ENFERMEDAD AUTOIMUNE y LÚPUS ERITEMATOSO SISTÉMICO (LES)).

Se trata de enfermedades que causan inflamaciones difusas de los vasos pulmonares y se presentan normalmente asociados a glomerulonefritis e insuficiencia renal aguda (lea: QUÉ ES UNA GLOMERULONEFRITE? Y ENTENDA LA INSUFICIENCIA RENAL AGUDA). Si no se tratan a tiempo conduce a la muerte.

Una causa común y menos grave de hemoptis es la lesión de la vía aérea por crisis de tos intensas y repetidas. Después de algunos días de gripe y tos continua, la laringe puede irritarse y eventualmente pequeñas rayas de sangre pueden estar presentes en la expectoración.

Sin embargo, la presencia de expectoración con sangre es un síntoma potencialmente grave y debe ser siempre evaluado por un médico. Muchas veces la historia clínica, el examen físico y una simple radiografía de tórax son suficientes para el diagnóstico. En los casos más difíciles, son necesarios la tomografía computarizada y la broncofibroscopia, examen hecho a través de un endoscopio que recorre toda la vía aérea hasta dentro del pulmón.

El tratamiento de la hemoptis está siempre orientado hacia su causa. No hay un remedio específico que haga parar el sangrado, excepto cuando éste ocurre por algún cambio en la coagulación.


CÓMO EMAGRECER DE FORMA SALUDABLE

CÓMO EMAGRECER DE FORMA SALUDABLE

La obesidad es una de las mayores epidemias del mundo, presentando un crecimiento constante en las últimas décadas. El tratamiento de la obesidad requiere una combinación de tres factores: dieta, ejercicios físicos y cambios en los hábitos de vida. Finalmente se hace necesario el uso de medicamentos para perder peso. En

(medicina)

Remedios para Hipertensión - IECA y ARA II

Remedios para Hipertensión - IECA y ARA II

Los medicamentos antihipertensivos de las clases de inhibidores de la enzima de conversión de la angiotensina (IECA) y los antagonistas del receptor de la angiotensina II (ARA II) se encuentran entre los más utilizados para el tratamiento de la hipertensión. Entre los medicamentos que forman parte de ambas clases podemos citar: 1. I

(medicina)