7 Hábitos que dañan tu corazón

7 Hábitos que dañan tu corazón

El cuerpo humano es una máquina perfecta donde cada pieza es indispensable El corazón es el órgano básico que puede tener las peores consecuencias. él vacila. Es por eso que debes cuidarlo y asegurarte de que siempre sea saludable. ¿Conoces los hábitos que son más dañinos para nuestro corazón casi sin que nos demos cuenta? Lo explicamos con más detalle.

¿Qué estás haciendo que daña tu corazón?

El corazón es el principal órgano responsable de bombear sangre y enviarla al resto del cuerpo en busca de nutrientes. circula en nuestro cuerpo. Hay muchos factores que determinan la buena salud de uno, cosas que a veces pasan desapercibidas o incluso que no nos importan. Estrés que acelera tus movimientos, comida que te enferma o obstruye las arterias y evita que bombee correctamente ... Tienes que tener cuidado porque los infartos a veces pueden ocurrir, silenciosamente y sin previo aviso. . ¡Así que recuerda lo que sigue!

1. Sal en nuestros platos

Seguramente lo esperabas. Lo curioso es que todos conocen los efectos nocivos de la sal en nuestro cuerpo, pero nadie deja de usarlo. Por qué ? Debido a que la sal da sabor a nuestros platos, los hace más sabrosos, pero a la larga, termina haciéndolo pagar. la sal causa hipertensión, aumenta nuestra presión arterial y, Poco a poco, se convierte en una bomba de tiempo, hasta el día en que nuestro corazón dice "para". ¿Valdrá la pena? Por supuesto que no,

2. Los riesgos del estrés y la ansiedad

El estrés afecta tanto a hombres como a mujeres, incluso si ocurre de otra manera. En general, se dice que en los hombres, el estrés tiene más efectos adversos a corto plazo. Las mujeres, por su parte, son las más afectadas por el estrés en la vida cotidiana, según los estudios, incluso si hazlo mejor Sin embargo, eso no significa que no los afecte. De hecho, hay un problema cardíaco que se está volviendo más común en las mujeres debido a estados de ansiedad y estrés. Se llama "síndrome del corazón roto". Como saben, es esencial para nosotros aprender a manejar nuestras emociones un poco mejor.

3. La falta de ejercicio y la obesidad

Según los expertos, esta es la enfermedad del siglo XXI. Una vida sedentaria, una dieta incorrecta rica en grasas saturadas, harinas, dulces y comidas preparadas ... todo esto se desplaza poco a poco hacia serios problemas cardiovasculares debido a la obesidad, la hipertensión y una un organismo enfermo que se daña poco a poco. Tenemos que tenerlo en cuenta: las cifras muestran que cada vez más niños sufren este fenómeno. Los niños que no salen a jugar a la calle, que prefieren permanecer frente a sus consolas de juego o su computadora, llevan una vida sedentaria con muy poco ejercicio ... Debemos evitar estos malos hábitos por el bien de nuestro cuerpo.

4. Comer para comer

Este es un fenómeno que comenzó a estudiarse hace poco tiempo. Tomemos un ejemplo: llegamos a casa cansados ​​después de un día duro y en lugar de esforzarnos por preparar una comida sana, variada y equilibrada, buscamos algo que picar para calmar inmediatamente nuestro hambre y ansiedad. merienda, una pizza, una bebida, dulces ... no es una nutrición saludable . Es comer para comer, comer para calmar nuestros nervios o simplemente para terminar rápidamente. Y las comidas preparadas industriales hacen la vida más fácil: están listas y solo necesita calentarlas en el microondas. No hay nada peor para nuestro cuerpo. Recuerde que comer nos está alimentando, dándole a nuestro cuerpo lo que necesita y lo que es bueno para él.

5. Y el colesterol en todo esto?

No podemos hablar de colesterol, por no hablar de la hipertensión. Estas son todas esas enfermedades silenciosas que olvidamos, porque no vamos al médico, porque no pasamos los exámenes habituales. Debemos tener cuidado, el colesterol puede ser uno de los mayores riesgos para nuestro corazón. Se acumula en nuestras venas y arterias cuando está en exceso en nuestro cuerpo, y no lo expulsamos, por el contrario, lo acumulamos en lugares peligrosos, como aquellos en los que circula nuestra sangre. Las venas se vuelven más estrechas, apenas hay suficiente espacio para que la sangre circule, y luego viene un terrible infarto. ¡No tome a la ligera sus visitas de rutina al médico!

6. ¿Duermes lo suficiente?

Es esencial dormir entre 7 y 8 horas por noche. Incluso si lo conocemos perfectamente, a veces vemos televisión, la computadora o incluso pasamos horas hablando desde nuestro teléfono móvil. Recuerde que este tipo de dispositivo es muy dañino, sus ondas cambian nuestro sueño y produce insomnio. Necesitamos descansar para que nuestro organismo cumpla las funciones biológicas esenciales, como la desintoxicación del sistema linfático, el hígado ... No dormir causa un desequilibrio hormonal que afecta directamente a nuestro corazón.

7. ¿Sigues fumando?

Si ese es tu caso, ¿qué estás esperando? Puede que no lo sepas, pero f umer acelera los latidos del corazón, causa un ritmo irregular que lleva a problemas cardíacos graves. No lo dudes, dejar de fumar es el regalo más hermoso puedes hacerlo, te dará más años de vida y una mejor calidad de vida día a día.

Gracias a FBellon / Flickr.com por su contribución en fotos


Un remedio natural para usted y sus hijos pueden dormir mejor

Un remedio natural para usted y sus hijos pueden dormir mejor

Encontrar sueño a veces puede ser difícil a veces y no dormir bien puede convertirse en un problema diario real. Dormir bien es esencial para una buena salud física y emocional. , el estilo de vida moderno, las preocupaciones o las distracciones con dispositivos electrónicos, entre otros, pueden reducir la calidad del sueño e influir en la aparición de muchos trastornos que afectan la salud.

(Buenos hábitos)

8 Alimentos para incluir en su dieta para proteger las arterias

8 Alimentos para incluir en su dieta para proteger las arterias

Si desea cuidar su salud arterial, una dieta saludable, calórica y equilibrada en grasas es esencial. La industria alimentaria ha invadido el mercado con una gran cantidad de productos procesados. Sin embargo, es más prudente optar por alternativas naturales que nos proporcionan los nutrientes que nuestro cuerpo necesita.

(Buenos hábitos)