CANDIDIASIS - Síntomas, Tipos y Causas

CANDIDIASIS - Síntomas, Tipos y Causas

Candidiasis, o moniliasis, es el nombre que damos a la infección fúngica (michosa) causada por las especies del hongo Candida. La forma más común de candidiasis es la infección vaginal, llamada moniliasis vaginal o vulvovaginitis por cándida.

Las infecciones por este hongo, sin embargo, no se restringen a la región genital femenina, pudiendo también haber acometimiento de otras áreas, tales como piel, boca, esófago, vías urinarias y pene, sólo para quedarnos en algunos ejemplos.

Hay varias especies de Candida y muchas de ellas son capaces de provocar cuadros de micosis en los seres humanos. Sin embargo, la mayoría de las veces el paciente desarrolla una infección por el hongo Candida, especie responsable es Candida albicans.

La candidiasis no suele provocar cuadros graves en personas sanas y con sistema inmunológico funcional. En estos, la candidiasis de piel, boca o vagina son las formas más comunes. Sin embargo, en ancianos, pacientes con enfermedades graves o individuos inmunosuprimidos, el hongo Candida puede alcanzar órganos internos y provocar infección generalizada y grave, llamada candidiasis diseminada o candidiasis invasiva.

Este artículo es un resumen de las formas más comunes de candidiasis. Para saber más sobre algunas infecciones específicas provocadas por Candida, como la candidiasis oral, vaginal o pene, acceda a los enlaces disponibles a lo largo del texto.

¿Qué es la Candida?

Como se indicó anteriormente, la especie más común es Candida hongo Candida albicans considera un miembro normal de la flora gastrointestinal de los seres humanos. La mayoría de las personas son colonizadas por Candida y ningún síntoma presenta. Sin embargo, cualquier desequilibrio en la flora local o en el estado inmunológico del paciente puede llevar ese hongo a proliferar e invadir tejidos, causando así la enfermedad candidiasis. Por lo tanto, tener Candida es diferente de tener candidiasis. Hasta el 80% de las personas sanas tienen el hongo Candida en la cavidad oral o en el tracto gastrointestinal sin que ello represente ningún peligro.

Podemos concluir, por tanto, que Candida albicans es un germen oportunista, es decir, que vive tranquilamente en el cuerpo durante años, a la espera de un desequilibrio en nuestro sistema de defensa para atacarnos.

Para reforzar el concepto, podemos comparar, por ejemplo, la colonización de la boca por la Candida con la colonización de la piel por bacterias. Todo el mundo puede entender que el hecho de que millones de millones de bacterias en nuestra piel no significa que tengamos alguna enfermedad de la piel. Lo mismo ocurre con la Candida. Para tener enfermedad no basta con tener los gérmenes, es necesario que estén atacando a nuestro organismo.

¿Cómo surge la candidiasis?

La candidiasis no surge sólo en personas con un sistema inmunológico débil. Otros factores pueden llevar a la aparición de esta micosis. Un ejemplo clásico es el uso de antibióticos por tiempo prolongado. Los antibióticos matan las bacterias, pero ahorra los hongos. De este modo, reduce la competencia por espacio y alimentos, facilitando la vida de los hongos que colonizan el organismo.

La candidiasis oral, conocida como sapito o moniliasis oral, también puede ocurrir en personas sin enfermedades del sistema inmunológico, principalmente en niños pequeños. Cabe resaltar que en este caso, la candidiasis es restringida y provoca pocos síntomas.

Cuando la candidiasis oral es más severa, esto nos lleva a pensar en un estado de inmunosupresión (baja inmunidad).

Los pacientes inmunosuprimidos, como en los pacientes con SIDA (SIDA), lee: CÁNCER | SÍNTOMAS Y DEFINICIONES), uso de quimioterapia, trasplantes de órganos, uso crónico de corticoides, pacientes graves internados en CTIs, etc., pueden presentar infección fúngica generalizada, llamada de candidemia.

En los pacientes inmunosuprimidos, la cándida puede causar, por ejemplo:

- Neumonía (lea: PNEUMONIA | Síntomas y tratamiento).
- Endocarditis (infección de las válvulas del corazón) (lea: ENDOCARDITE | Síntomas y tratamiento).
- Meningitis (lea: MENINGITE | Síntomas, Transmisión y Vacuna).
- Infección urinaria (lea: INFECCIÓN URINARIA | CISTITE | Síntomas y Tratamiento).
- Esofagitis (infección del esófago).
- Peritonitis (infección del peritoneo).
- Artritis infecciosa (lea: ARTRITIS y ARTROSIS).

Más del 90% de los pacientes VIH positivos, con criterios para el SIDA, poseen alguna infección por Candida, normalmente candidiasis oral y de esófago. Hechas las debidas explicaciones, volvamos a los pacientes inmunocompetentes (sin alteraciones del sistema inmunológico). Para ver más imágenes de candidiasis oral: CANDIDIASIS ORAL | FOTOS

Tipos de candidiasis

Vamos a hablar de los diferentes tipos de candidiasis que podemos desarrollar. Como se mencionó anteriormente, la Candida albicans pueden atacar la piel, vagina, pene, boca, esófago, vejiga y otros órganos internos.

1) Candidiasis vaginal

A los 25 años de edad, la mitad de las mujeres ya han presentado al menos un episodio de vaginitis por cándida; a lo largo de la vida, cerca del 75% de las mujeres han tenido al menos un episodio de candidiasis vulvovaginal, lo que ilustra lo común que es tener este tipo de micosis. La especie Candida albicans es responsable del 90% de los casos de candidiasis vaginal.

La candidiasis vaginal es común en mujeres en edad fértil, pero también puede correr después de la menopausia, a pesar de ser menos común.

La vulvovaginitis por cándida puede surgir en cualquier mujer, pero es mucho más común en las siguientes situaciones:

  • Uso reciente de antibióticos (lea: ANTIBIÓTICOS | Tipos, resistencia e indicaciones).
  • Mujeres con diabetes mellitus (lea: QUÉ ES DIABETES MELLITUS)
  • Cambios hormonales (uso de anticonceptivos hormonales, reposición hormonal o menopausia).
  • Mujeres con predisposición genética.
  • Mujeres inmunosuprimidas.

El síntoma más típico de la candidiasis vaginal es la picazón en la región genital. Una sensación de ardor o ardor en el área alrededor de la vulva también es bastante común. Este dolor tiende a agravarse en el período premenstrual o durante el acto sexual (lea: DOLOR DURANTE EL SEXO - DISPAREUNIA Y VAGINISMO).

Otra señal frecuentemente es el flujo vaginal, pero su ausencia no descarta el diagnóstico de candidiasis. El flujo vaginal de la candidiasis, cuando está presente, es, en general, blancacento, sin olor y de pequeño volumen (lea: CORRIMIENTO VAGINAL | VAGINITE).

Leer también:
- VAGINOSIS BACTERIANA | Gardnerella vaginalis
- TRICOMONIASIS | Síntomas y tratamiento

Los síntomas de la candidiasis son muy similares a los de otras formas de vaginitis, como la tricomoniasis y la vaginosis bacteriana. Por lo tanto, el diagnóstico de certeza de la candidiasis vaginal se realiza con el examen ginecológico, a través de la recolección de la secreción vaginal y la identificación del hongo Candida por el microscopio.

El tratamiento de la candidiasis vaginal es simple en la mayoría de los casos y consiste en una dosis oral de antifúngico, como el Fluconazol por vía oral en una sola dosis, o crema vaginal, que debe ser indicado por el ginecólogo. Cerca del 5% de las mujeres, sin embargo, presentan cuadros recurrentes de candidiasis vaginal, siendo necesario tratamiento por varias semanas.

Para saber detalles sobre la candidiasis vaginal y su tratamiento, visite el siguiente enlace:
- CANDIDIASIS VAGINAL - Causas, síntomas y tratamiento
- TRATAMIENTO DE LA CANDIDÍASE VAGINAL
- INFORMACIÓN SOBRE EL FLUCONAZOL

2) Candidiasis en el pene

La candidiasis en los hombres no es tan común como en las mujeres, pero puede ocurrir en determinadas situaciones. Los factores de riesgo son similares a los de la candidiasis vaginal, siendo importante añadir también la mala higiene del pene y el uso de pañales geriátricos o infantiles.

Los síntomas más comunes de la candidiasis en el pene son enrojecimiento, hinchazón y dolor en el glande. Las placas blancas, similares a las que ocurren en la lengua en los casos de sapito, también son comunes. Las lesiones pueden causar intensa picazón y a menudo hay ardor durante el o después del acto sexual.

De la misma forma que la candidiasis vaginal, la candidiasis en el pene puede ser tratada con antifúngicos en crema o por vía oral.

Para saber detalles sobre la candidiasis peniana, acceda al enlace: CANDIDIASIS EN HOMBRES.

3) Candidiasis oral

Excepto en niños, la candidiasis oral suele indicar algún grado de inmunosupresión o disturbio en la flora de gérmenes normal de la boca. Entre los factores de riesgo están la diabetes, el uso de la dentadura, las enfermedades que causan disminución en la salivación (xerostomía) e inmunosupresión, ya sea por enfermedades, drogas o quimioterapia.

La candidiasis oral se manifiesta como lesiones blancas de aspecto cremoso, en la lengua, pared interna de las mejillas y en el paladar (cielo de boca). El paciente se queja de ardor, disminución del paladar y sensación de tener algodón en la boca. Cuando el esófago es acometido, el paciente se queja de dificultad y dolor para tragar.

El tratamiento se realiza con enjuagues de nistatina o con fluconazol por vía oral.

Para saber más detalles sobre la candidiasis oral, lea: SAPINHO EN BOCA | Candidiasis oral

4) Candidiasis de esófago

A diferencia de la candidiasis oral, que puede ocurrir en los pacientes sanos, la candidiasis esofagiana es una señal clara de que hay algo mal con el sistema inmunológico. La infección por el VIH es una de las principales causas de la esofagitis por Candida, pero cualquier estado de inmunosupresión puede ser la causa.

El principal síntoma de la candidiasis de esófago es el dolor al tragar, llamado de la odinofagia. Los pacientes también refieren un dolor en el pecho, detrás del esternón (hueso que se encuentra en el centro del tórax).

El diagnóstico de la candidiasis esofagiana se realiza habitualmente a través de la endoscopia digestiva alta (lea: ENDOSCOPIA DIGESTIVA ALTA).

El tratamiento se realiza con Fluconazol oral por hasta 21 días.

5) Candidiasis en la piel (intertrigo)

Intertrigo es el nombre que damos a la inflamación que ocurre en áreas donde dos partes de la piel se apoyan, como por ejemplo en los pliegues cutáneos de la ingle, las axilas, la bolsa escrotal, debajo de las mamas o en la región entre los dedos.

Estas áreas de pliegues son especialmente susceptibles a la aparición del intertrigo, pues son regiones húmedas y calientes, lo que favorece la proliferación de gérmenes, principalmente de hongos.

El intertrigo candidiásico se manifiesta por placas rojizas en la piel, que pueden rascarse o doler.

El tratamiento se realiza con cremas antifúngicas y cuidados generales con la piel.

Explicaremos el intertrigo con más detalles en un artículo aparte que será publicado brevemente.

6) Candidiasis diseminada

En los pacientes con un sistema inmunológico débil, Candida albicans pueden multiplicarse sin control, invadiendo los órganos vitales y sangre. Infección de los riñones, ojos, corazón, hígado y huesos son posibles. El sistema nervioso central también puede ser invadido, siendo la meningitis por Candida una de las posibilidades.

La candidiasis invasiva es un cuadro grave, no sólo por la invasión de los órganos, sino porque el paciente suele estar inmunosuprimido. El tratamiento se realiza con antifúngicos por vía intravenosa.


ENFERMEDADES AUTOIMUNES - Causas, Síntomas y Tratamiento

ENFERMEDADES AUTOIMUNES - Causas, Síntomas y Tratamiento

Las enfermedades autoinmunes son un grupo de enfermedades distintas que tienen como origen el hecho de que el sistema inmunológico pasa a producir anticuerpos contra componentes de nuestro propio organismo. Por motivos variados y no siempre esclarecidos, nuestro cuerpo comienza a confundir sus propias proteínas con agentes invasores, pasando a atacarlas.

(medicina)

PRINCIPALES SÍNTOMAS DE GASTRITE

PRINCIPALES SÍNTOMAS DE GASTRITE

Gastritis es el nombre dado a la inflamación de la mucosa gástrica, capa de tejido que recubre la pared del estómago, protegiéndola contra la excesiva acidez. La gastritis puede ser aguda, cuando la inflamación aparece súbitamente, o crónica, cuando la inflamación se va estableciendo lentamente, pudiendo la mucosa permanecer inflamada por meses o hasta años. En este

(medicina)