El maravilloso arte de ser tú mismo: 3 pasos para hacerlo

El maravilloso arte de ser tú mismo: 3 pasos para hacerlo

El arte de ser uno mismo requiere fuertes dosis de coraje. Son necesarios porque vivimos en una sociedad que se esfuerza por crear personas de ideas afines y en los que salir de estos patrones establecidos a veces implica ser culpados.

Durante las primeras etapas de la vida, nos dejamos guiar por lo que otros decidan por nosotros. Todos hemos vivido así: niño, nos enseñan lo que es bueno y lo que es malo.

Cuando alcanzamos la adolescencia y la juventud, nos conformamos con nuestros pares para ser aceptados y reconocidos. No tener un estilo particular y seguir patrones establecidos también significa sufrir rechazo.

En cierto modo, todos pasamos por períodos de complejidad en los que, en lugar de ser nosotros mismos, somos lo que otros están esperando.

Pero ese momento siempre termina. Este momento excepcional cuando dejamos todo para hacernos esta pregunta casi vital: "¿quién soy realmente?"

En lugar de concebir esta frase como algo inútil, debemos entenderla con toda la importancia que

Cuando alguien se da cuenta de quién es en realidad, descubre que muchas cosas y personas a su alrededor no le convienen.

No existe tal cosa como equilibrio, no hay armonía. Este es el momento de comenzar algunos cambios.

Sugerimos que piense sobre esto en los siguientes 3 puntos.

1. Ser uno mismo es aceptar la propia identidad

Ser uno mismo es como traer al corazón un ser muy bello, especial y delicado al mismo tiempo. Cuando no le somos fieles, él es herido.

  • Es necesario aclarar algo. La identidad no se forma a partir de actos fortuitos o temporales. Es decir que hoy, si no tiene trabajo, no debe decirse a sí mismo: "Soy un fracaso".
  • De manera similar, si acaba de pasar un receso, eso no significa que no se lo merece. no ser amado
  • Ser uno mismo no significa aceptar estos hechos fortuitos, es nutrirse con nuestras raíces, toda la experiencia y el sentimiento para obtener nuestra propia perspectiva de las cosas, por lo tanto global y positivo.

También recomendamos leer: Reconocer a las personas emocionalmente inteligentes

Recordemos, antes que nada, algo: cuando descubres tu verdadera identidad, debes ser fiel a los principios que la definen.

¿Por qué rompemos este acuerdo con nosotros mismos?

  • Primero ponemos el placer de los demás primero.
  • Por poco A veces tememos mostrarnos en toda nuestra integridad y plenitud por temor a decepcionarnos o no ser como los demás esperan.
  • Hay personas que rompen el acuerdo consigo mismas porque no lo son. no me gusta lo que son . No aceptarse a sí mismo física y emocionalmente es, sin duda, una fuente muy peligrosa de frustración.

2. Las etiquetas que otros nos ponen son inútiles y no tienen ningún valor

Nuestro mundo y la sociedad tiene un tipo muy particular de defecto: el de castigar, juzgar, etiquetar ...

Leer también: lo que te hace diferente, también te hace especial

  • Los humanos necesitan etiquetar y juzgar para tener una sensación de control sobre los demás . "Si etiqueto a esta persona como torpe o ridícula, ella lo pensará y yo tendré poder sobre ella".
  • Tal vez al principio nos dejamos llevar por estos juicios que otros nos imponen gratuitamente. Sin embargo, es necesario dar el paso y ver estas palabras como son: ruido, palabras vacías en mentes cerradas.
  • Lo que otros dicen o piensan de ti es su problema . Es su universo particular. Esto no debería afectarte porque lo único que te hará feliz es sentirte libremente.

3. Ser uno mismo también significa hacer cambios

Estabilizar la propia identidad no significa crear raíces inamovibles. Porque quien se niegue a cambiar uno mismo no se deja crecer y nunca podrá adaptarse mejor a su entorno.

Carl Rogers fue uno de los psicólogos más influyentes del siglo XX. Su teoría humanista nos ha llevado a este enfoque excepcional con ejes esenciales:

  • Desarrollamos nuestra personalidad para lograr nuestros objetivos de vida.
  • Al aceptarnos a nosotros mismos, nos permitimos cambiar para alcanzar nuestros sueños.

Lea también: Hoy, suéltese y no permita que nada lo influya

Es posible que esta idea pareces un poco contradictorio Sin embargo, solo piensa en un pequeño ejemplo:

  • Estás en una relación muy complicada. Al final, decides dar el paso y romper el vínculo.
  • Lo haces porque sabes lo que quieres y lo que no quieres, porque quieres "ser tú mismo" y no mantener esto. sustituto de la felicidad donde las dos personas se lastiman mutuamente.
  • Al abandonar esta relación, se produce un cambio en tu ser interior. Te vuelves más fuerte porque has logrado recordar lo que mereces.

Cambiar, en realidad, te permite seguir siendo tú mismo.

Para concluir, el arte de ser quien queremos ser realmente nos pide sobre todo aceptarnos. Luego, avanzamos con cada triunfo y error, para construir nuestra identidad.

Siempre con felicidad y con la clara necesidad de ser una mejor persona todos los días. ¡Ir a practicar!


Grandes noticias: África dice no a la mutilación genital femenina

Grandes noticias: África dice no a la mutilación genital femenina

Definitivamente este es el tipo de noticias que nos encanta compartir con ustedes. África ha dicho "NO" a la mutilación genital femenina. El Parlamento africano llegó a un acuerdo en agosto para prohibir finalmente esta práctica ritual, trágica y discriminatoria. Ha pasado mucho tiempo desde que le explicamos que países como Nigeria habían tomado la iniciativa para regular y continuar esta tradición Hoy, este pequeño grano de arena es más grande y más esperanzado porque tiene un mayor apoyo.

(Sexo y las relaciones)

Hermosa es la persona que deja un gran vacío cuando va

Hermosa es la persona que deja un gran vacío cuando va

La persona que ocupa demasiado espacio no es grande, pero la persona que llena su vacío emocional sin pedir nada a cambio, es muy grande. También es quien te deja mil esperanzas y muchos recuerdos cuando ya no está allí. No solo estamos hablando de pérdida física o muerte. Debes saber que dejamos que muchos seres queridos se vayan.

(Sexo y las relaciones)