Evitar a algunas personas y dejar espacio a otros son pruebas de sabiduría

Evitar a algunas personas y dejar espacio a otros son pruebas de sabiduría

Saber cómo dejar espacio a los demás es un comportamiento sabio que todos deberíamos poder adoptar.

Ayuda a respetar a los demás, y ofrecerles momentos de tranquilidad para promover el desarrollo personal

Cuando esta situación no se respeta, pueden surgir muchos problemas. Si quienes nos rodean no nos dejan espacio, no respetan ni nuestros derechos ni nuestras necesidades.

Debemos entonces poner distancia y alejarnos lo más rápido posible. Sepan que el hecho dar un paso atrás es un acto de sabiduría.

Cuando los demás no respetan los refugios de nuestra mente en los que colocamos nuestros sueños, nuestras necesidades y nuestros valores, atacan nuestra identidad y nuestra autoestima.

Es importante tener en cuenta todas estas cosas. Es por eso que te invitamos en este artículo, para descubrir los diferentes aspectos de estas reglas básicas de comportamiento.

Dejar espacio a los demás favorece nuestra libertad personal

Comencemos en el corazón del tema, por un elemento esencial. A través de la expresión "dejar espacio", no nos referimos solo a la distancia física interpersonal.

Es un concepto que va mucho más allá y que puede delimitarse por las siguientes dimensiones:

  • Dejar espacio es permitirle a una persona tener sus propias opiniones, ser capaz de defender sus propios valores y ser respetado.
  • Respetar el espacio de los demás también es favorecer a los suyos realización personal. Les está dando alas para que puedan alcanzar sus sueños, sin imponerles nuestras creencias o nuestras elecciones.

También recomendamos: Depresión, dolor que continúa como una sombra

En las relaciones familiares como en todas las relaciones afectivas, nuestros espacios personales están amenazados, debilitados por nuestros vínculos con otras personas. Veamos todo esto con más detalle

Espacio familiar y espacio privado

Educar a un niño no se trata de controlar o controlar las elecciones de cada uno.

Cada niño tiene su propia personalidad, sueños y aspiraciones que son suyos, y debemos respetarlos.

  • Si obstinadamente queremos que sean exactamente lo que queremos, haremos que todos sus espacios privados, así como su desarrollo personal y emocional, sean vulnerables. No es un comportamiento saludable.
  • Una familia debe dejar espacios comunes en los que sea posible hablar, orientar, aconsejar, pero cada miembro debe tener el derecho de defender sus propios valores y procurar lograr sus objetivos más preciados

El espacio de la pareja y el espacio individual

La pareja es un espacio en el que nunca debemos dejar de ser nosotros mismos.

Todas las parejas no pueden para resolver esta compleja ecuación Los que hacen esto son los únicos que pueden disfrutar de una relación duradera y satisfactoria.

  • El espacio de la pareja en el que compartimos proyectos para el futuro debe ser el terreno ideal para lograr compromisos, defendiendo valores comunes y
  • Pero al mismo tiempo, cada miembro de la pareja debe tener un espacio privado, lo que les permite desarrollarse como persona, para llevar a cabo nuevos proyectos profesionales, tener amigos limpios y para desarrollar tus sueños

Lee también: 6 consejos para aliviar tu dolor emocional y para ser más feliz

Defiéndete contra aquellos que atacan tu espacio personal

Imagina que hay, a tu alrededor, paredes invisibles que están ahí para protegerte. Dentro de estas paredes, debes desarrollar todo lo que te define y te hace feliz.

  • Tus valores
  • La experiencia que has adquirido y las lecciones que has aprendido.
  • Tus sueños
  • Tus éxitos, aquellos que te enorgullecen
  • Tu autoestima
  • La imagen que tienes de ti mismo y te enorgullece
  • Tus relaciones importantes con quienes amas más y eso realmente te importa.

Ahora imagina que tu compañero, tu compañero de trabajo, tu hermana o tu hermano están tratando de entrar dentro de tus paredes, tratando de alcanzar el lugar secreto en el que te estás escondiendo en lo más profundo de ti y quién te define: critica tus valores, tu cuerpo o se burla de tus amigos.

¿Qué están haciendo realmente? Están tratando de debilitar tu espacio personal y debes defenderte absolutamente. Explicaremos cómo lograr esto.

Lea también: En mi vida, quiero personas que me traigan cosas, no me debiliten

Algunos consejos para defender su espacio personal

  • Debe ser muy claro en un punto: nadie tiene derecho a cruzar tus límites Este principio debe registrarse desde el principio
    Si te quedas quieto cuando otros cruzan tus límites, tu estima personal se verá muy afectado.
  • Si su espacio personal se debilita, necesita distanciarse y distanciarse de los que lo lastimaron.
    Si no lo hace, se rendirá totalmente a los que lo hicieron. que te rodean, y solo te convertirás en la sombra de ti mismo. El juego no vale la pena.
  • Distanciarse nunca es un acto de cobardía, al contrario

Los que pueden dejar atrás a las personas que los lastiman son sabios y tienen el coraje de defender su propio territorio interior, para preservar su autoestima.

Recomendamos que ponga en práctica todos estos consejos hoy, para defender su espacio personal y respetar a los demás.


El síndrome de la persona

El síndrome de la persona "plastilina"

El síndrome de la "plastilina" afecta a muchas más personas de lo que creemos . El gran problema es que su forma de actuar, socialmente, se ve bien. Este tipo de personas deja sus deseos de responder a los de los demás. La consecuencia es que pueden enfermarse, porque dejan de preocuparse por sí mismos, de pensar en sí mismos.

(Sexo y las relaciones)

Para días nublados, sombrillas de colores

Para días nublados, sombrillas de colores

Días nublados, sombrillas de color. No sabemos por qué, pero a un día gris le sigue otro día más oscuro, y otro más. Es una reacción en cadena que nos hace sumérgete en un mal pase donde es muy difícil levantar la cabeza. Esto es normal. Ya sea que lo creas o no, no eres la única persona que siente un cierto dolor o siente que nada está yendo bien.

(Sexo y las relaciones)