10 SÍNTOMAS DE LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER

10 SÍNTOMAS DE LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER

El mal de Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa progresiva e incurable, es decir, una enfermedad que provoca destrucción progresiva e irreversible de las neuronas. Alzheimer acomete habitualmente a personas mayores de 65 años, siendo la causa más común de demencia en la población anciana.

Por ser una enfermedad de lenta evolución y con signos y síntomas iniciales que pueden ser fácilmente confundidos con el proceso natural de envejecimiento, muchos pacientes tardan, a veces años, para tener el diagnóstico de su Alzheimer establecido.

A pesar de que no hay cura y los tratamientos no son capaces de alterar el curso de la enfermedad a largo plazo, el diagnóstico precoz del mal de Alzheimer puede traer algunas ventajas para el paciente, tales como una mayor capacidad de predecir y planificar el futuro en las fases más de la enfermedad, cuando el paciente estará incapacitado para tomar decisiones profesionales y financieras, y el inicio temprano de tratamientos que ayudan a mejorar la calidad de vida, ya que los medicamentos son más eficaces en las fases iniciales de este mal.

En este artículo vamos a hablar de 10 síntomas más comunes en la enfermedad de Alzheimer, muchos de ellos presentes en las fases iniciales, y que deben servir de alerta para el paciente y para su familia.

Si desea conocer más detalles sobre la enfermedad de Alzheimer, incluyendo causas, diagnóstico y tratamiento, lea: ENFERMEDAD DE ALZHEIMER - Síntomas, Causas y Tratamiento.

10 síntomas que pueden indicar una enfermedad de Alzheimer en fase inicial

Como ya se mencionó en la introducción del artículo, la enfermedad de Alzheimer es la principal causa de demencia en la población anciana. En la mayoría de los casos, la mayoría de las personas que sufren de depresión, depresión, de ansiedad, de ansiedad, de ansiedad, de ansiedad y de ansiedad.

La demencia es un síndrome de instalación lenta y progresiva, que puede tardar años hasta que sus signos y síntomas sean obvios. Como ocurre habitualmente en pacientes ancianos, sus síntomas iniciales suelen ser descuidados, tanto por la familia como por el propio paciente, siendo tratados como alteraciones normales de la vejez.

Lo que vamos a explicar a continuación son 10 signos y síntomas típicos del Alzheimer, que se deben considerar como señales de alerta. Muchas de estas señales pueden surgir en las fases iniciales de la enfermedad, en una época en la que el paciente sigue siendo completamente independiente y capaz, y el diagnóstico es más difícil de establecer.

1. Pérdida de memoria

La pérdida de memoria para hechos recientes es el síntoma más típico del mal de Alzheimer y suele estar presente en fases tempranas de la enfermedad. Incluso cuando la pérdida de memoria no es un síntoma del que el paciente o sus familiares se quejan, aún así, si correctamente investigada por el médico, es posible detectarla.

La principal característica de la pérdida de memoria del Alzheimer es el olvido de hechos recientes y la dificultad de aprender cosas nuevas. En las fases iniciales, el paciente logra recordar una fiesta que ocurrió hace 20 años, pero no sabe decir lo que comió en el desayuno. Con el avance de la enfermedad, sin embargo, la pérdida de memoria alcanza los hechos antiguos, y el paciente puede comenzar a olvidarse hasta el nombre de familiares cercanos.

Una persona olvidar que marcó una reunión y recordar después, es normal. Olvidar que marcó una reunión y no recordar nunca más, incluso después de ver en la propia agenda el marcado de la reunión hecha con la propia letra, es una señal de alerta. De la misma forma, es normal entrar en una habitación, olvidarse de que lo haría allí, pero después de un tiempo volver a recordar y conseguir terminar la tarea que había planeado inicialmente. Por otro lado, no es normal que una persona a lo largo del día entre varias veces en una habitación, siempre con el mismo objetivo, y se olvida de que lo haría antes de completar la tarea.

Otra situación que debe conectar la señal de alerta es cuando usted nota que el paciente repite una pregunta varias veces al día (por ejemplo, a qué hora es la consulta mañana?), Aunque usted ya le ha respondido más de una vez.

Muchas veces, la pérdida de memoria en las fases iniciales del Alzheimer es sutil y sólo se detecta si los familiares están muy atentos. Una prueba utilizada para probar la memoria a corto plazo es presentar al paciente una serie de 3 palabras u objetos simples (por ejemplo, llave, fósforo y lápices) y después de 5 a 10 minutos pedirle repetir lo que se le ha dicho o mostrado. El paciente con Alzheimer no puede recordar los nombres o los objetos incluso cuando el familiar intenta ayudarle dando consejos.

• ¿Qué es normal: el olvido de vez en cuando durante el día, pero que el individuo puede recordar que se le avise o después de algún tiempo tirando de la memoria. Y aunque la persona no se acuerda completamente, ella consigue tener un vago recuerdo de cierto hecho.

2. Perder objetos personales

El paciente con Alzheimer pierde objetos personales con facilidad, no sólo porque no recuerda dónde los guardó, sino también porque es común que objetos sean guardados en lugares extraños, como, por ejemplo, dejar la llave del coche dentro de la nevera.

Las personas sanas pueden perder objetos y, a veces, hasta dejarlos en lugares no usuales por error. La diferencia es que la persona sana consigue reconstruir mentalmente los caminos y lugares recientes donde estuvo, acabando por descubrir donde el objeto perdido está, aunque éste esté en un lugar no apropiado, como cuando olvidamos las llaves de casa dentro del baño.

El paciente con Alzheimer no sólo no puede rehacer mentalmente el recorrido reciente, como él no coloca los objetos en lugares bizarros sólo por error, él coloca las llaves dentro de la heladera porque se encuentra confuso en relación a la real utilidad de la heladera o de las llaves ( ver apartado 7: agnosia).

En las fases más avanzadas de la enfermedad, el paciente con Alzheimer pierde la capacidad de poseer dinero, pues él lo pierde fácilmente y ya no da más su debido valor.

• ¿Qué es normal: se olvide de donde lo dejó objetos personales, pero consigue encontrarlos después de un tiempo en busca de los lugares donde ha estado recientemente.

3. Dificultad para completar tareas

El paciente con Alzheimer puede notar progresiva dificultad para realizar tareas más complejas, como mantener las cuentas de casa al día, aprender las reglas de un nuevo juego, aprender a mover en un nuevo software informático o seguir instrucciones para llegar a un determinar local. Ejecutar múltiples tareas al mismo tiempo también se vuelve inviable. Los pacientes en posición de jefatura pueden tener dificultades para montar planificaciones, crear estrategias o organizar eventos.

Como el paso del tiempo, las dificultades se vuelven más comunes, y las tareas más simples, tales como conducir coches, conectar la televisión o ejercer las tareas habituales de su empleo pueden llegar a ser complicadas.

Los pacientes pueden notar que las dificultades están aumentando, pero en general, generan coartes para intentar justificar estas nuevas dificultades. Muchas veces, el paciente comienza a evitar determinadas situaciones sociales para ocultar sus limitaciones.

En las fases avanzadas de la enfermedad, el paciente ya no puede realizar tareas básicas del día a día, como alimentarse, vestirse o bañarse, sin la ayuda de un amigo o familiar.

• ¿Qué es normal: las personas sanas de edad avanzada pueden tener problemas con los dispositivos electrónicos, especialmente si no se utilizan para meterse con la tecnología o la manipulación del dispositivo es contrario a la intuición. La pérdida de los reflejos y la caída de la agudeza visual y auditiva también son comunes con la edad, por lo que muchos ancianos empiezan a tener dificultad para conducir, sin que ello sea necesariamente un signo de demencia.

4. Desorientación temporal y espacial

Los pacientes con Alzheimer pueden perder la noción del tiempo, lo que les causa confusión con fechas, estaciones y el propio pasar de las horas. Este problema se llama desorientación temporal. Una forma de saber si el paciente está orientado temporalmente es preguntarle sobre la fecha de hoy, incluyendo día, mes y año.

El paciente con desorientación temporal también puede tener dificultad para comprender situaciones que no están ocurriendo en el momento exacto. Las narraciones en el futuro o en el pasado pueden ser confusas. Si el paciente ya está en algún lugar hace algunas horas, puede que no pueda decir cuánto tiempo ya está allí.

Otra forma de desorientación común en la enfermedad de Alzheimer es la desorientación espacial, es decir, el paciente tiene dificultad para reconocer el lugar que está. Si está en el hospital, puede decir que está en casa o simplemente decir que no sabe dónde está. Además, si se le pregunta, tampoco sabrá decir cuándo y cómo llegó allí.

En las fases avanzadas de la enfermedad, la desorientación espacial asociada a la pérdida de memoria aumenta el riesgo de que el paciente se pierda en la calle y no pueda volver a casa.

• ¿Qué es normal: simplemente confundir fechas como el día de la semana o del mes, es normal. Confundir el año en los primeros meses del año también es común. Anormal es decir que estamos en 1989 en pleno año de 2016 o que estamos en abril cuando, en realidad, es diciembre.

5. Problemas de lenguaje

La enfermedad de Alzheimer también puede causar disturbios en el área del lenguaje. El paciente no sólo empieza a tener problemas de vocabulario, sino que también puede tener dificultad para mantener una conversación, por no poder entender o decir algunas palabras. El individuo puede parar en medio de una frase y no tener la menor idea de cómo continuar.

También es común que empiece a repetir o llamar las cosas por nombres alternativos, como por ejemplo llamar al teléfono móvil.

Acompañar narraciones más largas, como ver películas o obras de teatro, por ejemplo también puede ser difícil.

Y los problemas de lenguaje no se resumen en el habla, el paciente también pasa a tener dificultad para leer, escribir e incluso dibujar.

• ¿Qué es normal: es común y normal posiblemente se olvide de una palabra o dos a lo largo de una conversación, pero de manera que no interfiera o el flujo de la conversación o impedir que pueda ser comprendido. Es importante recordar también que los ancianos pueden tener problemas de audición que dificultan el establecimiento de conversaciones (lea: SURDEZ - Pérdida auditiva en el anciano). Este problema no debe confundirse con los trastornos del lenguaje de la demencia.

6. Cambios de comportamiento

Cuando el paciente comienza a presentar los signos y síntomas de la enfermedad de Alzheimer, pero todavía es capaz de reconocer que algo está mal con sus funciones intelectuales, puede comenzar a actuar de forma defensiva, tendiendo a alejarse de familiares y eventos sociales. Muchos desarrollan depresión (lea: SÍNTOMAS DE LA DEPRESIÓN).

Conforme la enfermedad avanza, el individuo pierde la capacidad de reconocer sus problemas. La mayoría de las veces, el paciente llega al médico a través de sus familiares y no por iniciativa propia.

En las fases más avanzadas, el paciente puede comenzar a tener comportamientos bizarros, tales como pérdida de la inhibición y cambios del humor. La agresividad en relación a los amigos y parientes o exposición en público de los genitales son dos situaciones relativamente comunes. Los síntomas neuropsiquiátricos, como alucinaciones, delirios, agitación, ansiedad y signos de psicosis también pueden ocurrir.

El paciente también puede cambiar de personalidad, personas alegres y expansivas pueden volverse retraídas y apáticas, mientras que las personas más reservadas pueden quedar desinhibidas.

• ¿Qué es normal: las personas mayores pueden convertirse con algunas debilidades y vicios, convertido en rutina de descanso menos tolerantes. Sin embargo, nada que se asemeja a los comportamientos bizarros de los cuadros demenciales.

7. Agnosia

La agnosia es una alteración de la percepción, que hace que el paciente deje de reconocer la utilidad de objetos o el significado de símbolos o comportamientos. Esto significa, por ejemplo, que el paciente deja de saber para qué sirve una silla o un lápiz. También puede asustarse con sonidos banales, tales como tocar el teléfono o el timbre de casa. La orina en el fregadero o evacuar en el sofá pueden ser situaciones derivadas de la agnosia.

La agnosia también colabora con los cambios de comportamiento del paciente. Es posible que el paciente no reconozca su reflejo al espejo. A veces, ni siquiera entiende que es un espejo, simplemente piensa que hay un extraño en su casa. Los parientes también pueden convertirse en personas extrañas, lo que suele provocar cuadros de agitación y ansiedad.

• ¿Qué es normal: las personas sanas no se olvide de la utilidad de los objetos banales, tales como inodoros, sillas o un reloj. Cuando estamos muy distraídos o ejecutando múltiples tareas, podemos incluso hacer una tontería u otra, como derramar café en la mesa o guardar algo en un lugar inapropiado. La diferencia es que, en esos casos, el error es inmediatamente reconocido. Cualquier señal de agnosia es una gran señal de alerta para la demencia.

8. Cambios visuales

Para ser una agnosia real, el paciente necesita tener la capacidad de ver el objeto, pero no saber interpretar su utilidad. Los pacientes con Alzheimer, sin embargo, pueden tener agnosia, pero también problemas visuales que les impidan ver adecuadamente. Dificultades en disuadir colores, reconocer contrastes e identificar distancias pueden ser tareas difíciles.

• ¿Qué es normal: las personas mayores suelen tener problemas de visión. Dificultad para leer cerca (presbicia) o pérdida de la agudeza visual por cataratas son muy comunes en la población y nada tienen que ver con la demencia (lea: CATARATA - Qué es, Síntomas y Tratamiento).

9. Problemas de discernimiento o juicio

Los pacientes con demencia empiezan a tener su capacidad de juicio afectada. Esto incluye situaciones como: salir de casa con ropa y combinaciones extravagantes, salir de casa con ropas completamente amarradas, dejar de bañarse, distribuir dinero de forma inconsecuente, usar ropa de verano en invierno o viceversa, quedarse de calzoncillos cuando hay visita en casa, no tener discernimiento en relación a las cosas que dice, etc.

• Lo que es normal: en los últimos años, podemos empezar a dar menos importancia a lo que los demás piensan de nosotros mismos. Sin embargo, las personas sanas siempre mantienen un determinado grado de civilidad y de respeto a las reglas de etiqueta. Dependiendo de las circunstancias, usted puede incluso recibir un vendedor que golpea a su puerta de pijamas, pero no va a recibirlo desnudo o sólo de ropa interior.

10. Insomnio

El insomnio no es un síntoma típico o exclusivo de la enfermedad de Alzheimer, pero es más común en este grupo que en la población en general.

El insomnio puede ser uno de los síntomas más precoces, estando presente en aquellos pacientes que ya poseen los biomarcadores de deposición cerebral de beta-amiloide positivos, pero aún no presentan síntomas clínicos de la demencia.

El insomnio puede manifestarse como una dificultad para empezar a dormir, haciendo que el paciente se despierta en la cama durante mucho tiempo, o una incapacidad para mantener un sueño continuo, llevando al sueño fragmentado y no restaurador. Explicamos lo que es insomnio en un artículo aparte: INSONIA - Causas y Tratamiento.

• ¿Qué es normal: tener insomnio es común y no necesariamente significa un signo de demencia. Sin embargo, el surgimiento de un insomnio después de la vejez asociado a otros signos y síntomas descritos anteriormente es otro factor que corrobora con el diagnóstico del mal de Alzheimer.

Evolución de la enfermedad de Alzheimer

El Alzheimer es una enfermedad de evolución lenta, pero que puede ser más rápida en ciertos casos. La sobrevida después del diagnóstico puede variar de 3 a 20 años, dependiendo, obviamente, de cuán tardado fue ese diagnóstico, del estado clínico del paciente en el momento y de la capacidad de la familia de proveer atención médica continuada. En promedio, la esperanza de vida media de un paciente con Alzheimer es de 8 a 10 años.

Los pacientes que sólo desarrollan síntomas claros de Alzheimer después de los 80 años de edad suelen tener una evolución más lenta de la enfermedad que los pacientes que ya son diagnosticados con 60-65 años.

La presencia de síntomas neuropsiquiátricos al inicio del cuadro, incluyendo psicosis, agitación y agresividad se ha asociado con una evolución más rápida de la enfermedad.

La enfermedad de Alzheimer lleva a la muerte en fases avanzadas porque hace al paciente completamente dependiente. Los pacientes habitualmente sucumben porque paran de alimentarse, quedan deshidratados, no consiguen más moverse y quedan muy susceptibles a infecciones, principalmente neumonía e infección urinaria.


ESQUISTOSSOMOSIS - Síntomas, Ciclo y Tratamiento

ESQUISTOSSOMOSIS - Síntomas, Ciclo y Tratamiento

La esquistosomiasis, también conocido como vientre agua o enfermedad caracol es una infección causada por parásitos del género Schistosoma. Hay seis especies de Schistosoma, a saber: S. mansoni, S. haematobium, S. intercalatum, S. japonicum y S. S. malayensis mekongi. En este artículo vamos a basarse solamente en Schistosoma mansoni (S. man

(medicina)

ENFERMEDAD CELIACA - Enteropatía por Gluten

ENFERMEDAD CELIACA - Enteropatía por Gluten

La enfermedad celíaca, también conocida como enteropatía sensible al gluten, es una enfermedad del intestino delgado caracterizada por la intolerancia al gluten, una proteína presente en diversos alimentos, como trigo, avena y cebada. ¿Qué es gluten? El gluten es una proteína presente en varios cereales, principalmente trigo, avena, centeno, malta, triticale, espelta, kamut o cebada. Esto

(medicina)