CÁIMBRAS - Causas, Síntomas y Tratamiento

CÁIMBRAS - Causas, Síntomas y Tratamiento

El calambre, o el calambre, es un espasmo o contracción involuntaria del músculo, normalmente muy dolorosa, que puede durar de unos segundos hasta varios minutos. El calambre puede alcanzar uno o más músculos a la vez, siendo los episodios más comunes en los músculos de la pierna o de los pies.

En este texto explicaremos lo que es el calco, por qué surge y cómo hacer para evitar su aparición. Abordar temas como calambres nocturnos, calambres en las piernas, calambres en embarazadas, plátano para calambres, etc.

¿Qué es el cáñamo?

La mayoría de nuestros grandes grupos musculares funcionan de forma voluntaria, es decir, contraen y relajan de acuerdo con nuestra voluntad. Cuando uno o más músculos se contraen súbitamente de forma involuntaria, llamamos espasmo muscular. Si el espasmo es intenso y persistente, damos el nombre de cáñamo.

El calambre es, por lo tanto, una contracción muscular súbita, no deseada, dolorosa y no reversible espontáneamente. Cuando su pie sufre un calibre y se contrae todo, no sirve simplemente intentar relajarlo con la "fuerza de la mente", hay que ir con las manos y revertir la contracción a la fuerza.

Los calambres musculares son extremadamente comunes. Se estima que hasta el 95% de las personas experimentar un calambres en algún momento de su vida. Los calambres son más comunes en los adultos que en los niños y se vuelven cada vez más frecuentes según el individuo envejece.

Cualquier músculo de control voluntario puede presentar estas contracciones. Los más comunes son:

  • Los terneros.
  • Músculos anteriores y posteriores del muslo.
  • Los pies.
  • Manos.
  • Cuello.
  • Abdomen.

Causas de los calambres

Se cree que la causa básica del calambre es una hiperexcitación de los nervios que estimulan los músculos. Este cambio en los nervios puede deberse a:

  • La actividad física vigorosa (calambres puede ocurrir durante o después del esfuerzo físico).
  • Deshidratación (importante causa en ancianos y en quien usa diuréticos) - (lea: ¿Cuántos litros de agua debemos beber por día?).
  • Alteraciones hidreletrolíticas, principalmente depleción de calcio y magnesio.
  • Embarazo (normalmente el calambre es secundario a niveles bajos de magnesio) - (lea: 20 PRIMEROS SÍNTOMAS DE EMBARAZO).
  • Fractura ósea (como autoprotección, los músculos alrededor de la lesión se contraen involuntariamente).
  • Cambios metabólicos como la diabetes, el hipotiroidismo, el alcoholismo y la hipoglucemia.
  • Enfermedades neurológicas, como enfermedad de Parkinson, enfermedades de la neurona motor o enfermedades primarias de los músculos (miopatías).
  • Insuficiencia venosa y varices en las piernas.
  • Largos períodos de inactividad (estar sentado en posición inadecuada, por ejemplo).
  • Los cambios estructurales, como los pies planos y genu recurvatum (hiperextensión de la rodilla).
  • La hemodiálisis.
  • Cirrosis hepática.
  • Deficiencia de vitamina B1, B5 y B6 (lea: MITOS Y VERDADES SOBRE VITAMINAS).
  • La anemia.

Muy se comenta sobre la depleción de potasio como causa de los calambres. En realidad, la hipocalemia (bajos niveles sanguíneos de potasio) puede incluso causar contracciones involuntarias, pero su principal síntoma es debilidad o parálisis muscular. Los cambios de los niveles de calcio o magnesio son causas más importantes y comunes de los calambres que la falta de potasio.

Algunos medicamentos pueden ser la causa de los calambres:

  • Diuréticos, principalmente la furosemida (Lasix®).
  • Donepezila (utilizado en la enfermedad de Alzheimer).
  • Neostigmina (utilizada en miastenia gravis).
  • Raloxifeno (utilizado para la osteoporosis y el cáncer de mama).
  • Remedios para la hipertensión, principalmente la nifedipina (Adalat®).
  • Broncodilatadores para asma, como Salbutamol.
  • Remedios para bajar de colesterol, como clofibrato y lovastatina.

En las personas mayores de 60 años, los calambres frecuentes pueden ser señal de aterosclerosis, proceso de obstrucción de los vasos por placas de colesterol, que lleva a la disminución del aporte sanguíneo para determinado grupo muscular (lea: COLESTEROL BOM (HDL) Y COLESTEROL RUIM (LDL) ).

En las embarazadas, los calambres pueden ser causados ​​por la ganancia de peso adicional (que impone estrés a los músculos de las piernas) y por alteraciones en la circulación sanguínea y en el aporte de sangre a los músculos. La presión del bebé que está creciendo en el útero también puede actuar sobre los nervios y los vasos sanguíneos que van hacia las piernas, facilitando la aparición de los calambres.

Un cuadro de calambres generalizados puede ocurrir en los pacientes con tétano, siendo esta enfermedad una emergencia médica, pues puede afectar hasta los músculos responsables por los movimientos respiratorios y llevar al paciente al óbito. Afortunadamente, con la vacunación masiva de la población, el tétano se ha convertido en una enfermedad poco común.

Hablamos detalladamente sobre el tétano en este artículo: TÉTANO - Vacuna y síntomas.

Cuello nocturno en las piernas

Los calambres nocturnos son un evento extremadamente común, pero que, curiosamente, son raramente reportados a los médicos. Por motivos diversos, muchos pacientes acaban no buscando ayuda médica, prefiriendo usar tratamientos caseros para calambres, que muchas veces no son efectivos.

Los cálculos nocturnos están presentes en casi el 50% de las personas mayores de 50 años. Buena parte de estos pacientes reportan tener estos síntomas al menos tres veces por semana.

Los calambres durante el sueño atacan de forma súbita y acomete típicamente los músculos de los miembros inferiores, generalmente pie, muslo o pantorrilla. Las contracciones duran de segundos a varios minutos, y son aliviadas por un estiramiento de los músculos afectados. La mayoría de los individuos tienen calambres en las piernas sólo durante la noche, permaneciendo libres de contracciones involuntarias durante el día.

La causa para los calambres nocturnos en las piernas suele ser una de aquellas ya descritas en el tópico anterior. Es importante prestar mucha atención a las medicaciones que el paciente utiliza, principalmente los antihipertensivos, diuréticos y drogas para el colesterol, que a menudo se prescriben para los ancianos.

En muchos casos, sin embargo, el calambres nocturno es idiopático, es decir, no presenta causa identificable. Son individuos que habitualmente tienen historia familiar de calambres y que, por más que se investigue, no conseguimos detectar ningún tipo de alteración que justifique el cuadro.

Cómo evitar los calambres

Para evitar el calambres se debe realizar una buena sesión de estiramiento antes y después de ejercicios, principalmente para individuos sedentarios. También son importantes una buena hidratación antes, durante y después del esfuerzo. Si es posible, evite los ejercicios físicos en días muy calientes.

Las personas sedentarias suelen tener más calambres, por lo que mantenerse activo suele ser una buena solución para prevenirlas.

En los pacientes con calambres nocturnos en las piernas, se recomienda un programa de estiramiento de 15 minutos antes de dormir, dar preferencia a alimentos ricos en calcio y magnesio, mantener una buena hidratación a lo largo del día y evitar el sedentarismo. Algunas personas necesitan zapatos especiales que evitan contracciones involuntarias y calambres en los pies.

Los estiramientos parecen ser el mejor método para prevenir los calambres, sobre todo cuando se producen en las piernas. Es importante señalar que no va a ser de un día para el otro que el estiramiento traerá resultados. Es necesario, por lo menos, algunas semanas con estiramientos diarios para que el músculo tenga más resistencia a las contracciones involuntarias.

Otra opción para los pacientes sedentarios con calambres nocturnos es practicar bicicleta ergométrica por algunos minutos antes de dormir. Dejar la sábana suelta, sin prenderlo en la cama también ayuda porque mantiene los pies libres. La sábana presa puede forzar la flexión o extensión de los pies, favoreciendo la ocurrencia de las contracciones involuntarias.

La hidratación adecuada y los estiramientos frecuentes resuelven los problemas de la mayoría de las personas con calambres idiopáticos. La mejor manera de controlar el grado de hidratación del cuerpo es a través del color de la orina. Las personas deshidratadas presentan una orina muy amarillenta y normalmente con olor fuerte, mientras que un cuerpo hidratado produce una orina clara y sin olor (lea: URINA CON LLENO FUERTE). El que tiene calambres frecuentes debe evitar exceso de alcohol y cafeína, pues ambas son sustancias diuréticas, que favorecen la deshidratación.

Hay algunos medicamentos, como vitamina E, complejo B, verapamilo, diltiazem, cloroquina y gabapentina que pueden ayudar en casos específicos, pero que sólo se deben tomar después de la evaluación médica.

El agua tónica tiene pequeñas cantidades de quinina una sustancia que también parece prevenir los calambres. Hay informes de mejora de los calambres nocturnos después de algunos días ingeriendo agua tónica por la noche.

En los pacientes con problemas de salud que propician el surgimiento de los calambres, como varices, lesiones ortopédicas, anemia, exceso de medicamentos, etc., el tratamiento debe ser dirigido a la causa, cuando sea posible.

¿Banana evita los calamares?

Esta historia del plátano es un poco confusa. La fruta es rica en potasio, carbohidratos (glucosa) y agua. Durante el esfuerzo físico existe una gran demanda de los músculos por energía (glucosa). Después de algún tiempo de ejercicio, el músculo gasta sus reservas de glucosa y pasa a utilizar otros medios para generar energía. Una de las causas de los calambres es la acumulación de ácido láctico, que es la "basura" metabólica después de la generación de energía con bajo uso de glucosa. Una buena hidratación ayuda a "lavar" ese exceso de ácido láctico de la circulación y evita los calambres.

Por lo tanto, teóricamente, el plátano ayuda porque restablece los niveles de potasio, hidrata y suministra energía (glucosa) a los músculos. Esto es cierto para los calambres inducidos por ejercicio. Pero esta sugerencia no funciona con mucha gente. La respuesta parece ser individual, pero como plátano no hace daño a nadie, no cuesta probar.

Cepillos en la hemodiálisis

Los pacientes con insuficiencia renal en hemodiálisis son un caso aparte. El calambre es una señal de reducción del flujo sanguíneo hacia el músculo afectado. En general, ocurre por retirada excesiva de líquidos durante las sesiones de hemodiálisis o por dosis elevadas de antihipertensivos. Los pacientes con calambres que no usan antihipertensivos deben aumentar su peso seco (peso después de la sesión de hemodiálisis). Aquellos con calambres, pero que usan remedios para la hipertensión, deben intentar suspenderlos o reducir la dosis, aunque la presión aún esté mal controlada.

Tratamiento de los calambres

Cuando los calambres atacan, la primera actitud es intentar revertir inmediatamente las contracciones alargando el miembro afectado. Movilice con las manos (o con la ayuda del suelo o de la pared) los músculos en la dirección contraria a la que están contrayendo, hasta que el dolor y el espasmo desaparezcan. Un masaje suave y compresas de agua caliente en los músculos acometidos ayudan a relajar la musculatura.

En el momento de los calambres, no es necesario tomar ningún remedio. Una vez que el calambres ha desaparecido, basta con hidratarse y descansar para evitar recaídas.


¿Cuáles son los antibióticos permitidos en el embarazo?

¿Cuáles son los antibióticos permitidos en el embarazo?

Las mujeres embarazadas pueden tomar antibióticos? ¿Existen antibióticos seguros durante la gestación? ¿Qué hacer cuando la embarazada tiene una infección y necesita tratamiento? Con el aumento de la prevalencia de las enfermedades crónicas y la expansión del arsenal de antibióticos para tratar infecciones, es cada vez más común el uso de medicamentos durante el embarazo. A pesar de

(medicina)

TEST DE VIH - Cómo saber si tengo VIH

TEST DE VIH - Cómo saber si tengo VIH

introducción Cerca de un tercio de los individuos infectados por el virus VIH no saben que son seropositivos, pues nunca realizaron la prueba para el diagnóstico, llamada serología para el VIH. Esto corresponde a más de 10 millones de personas en todo el mundo. Cada año, entre 2, 5 y 3 millones de nuevas personas se infectan con el virus. Muc

(medicina)