Cambié: hoy me atrevo a decir "basta"

Cambié: hoy me atrevo a decir

¿Cuándo fue la última vez que "detuviste"? No es fácil. No es fácil pasar el curso de este acto de valentía personal que abre las puertas a la libertad emocional.

Al contrario de lo que mucha gente piensa, cambiamos con el tiempo.

Cambio las cosas determinadas de nuestra personalidad, esencias, valores y actitudes nos permiten adaptarnos mejor a las dificultades de la vida.

Más que cambiar, estamos avanzando y es un reflejo de nuestra salud mental y emocional.

En lugar de temer cambios, deberíamos verlos como oportunidades para encontrar la felicidad, la calma apropiada y el bienestar interior.

Te invitamos a pensar en esto.

Di parada : un acto de liberación

Si paramos unos segundos en el número de "sí" que dijimos, en comparación con el número de "no", nos daremos cuenta de que, en general, optamos por para afirmaciones en lugar de negaciones, que tenemos tantos problemas para formular.

Nuestra educación tiende a estar orientada hacia una cortesía respetuosa que se usa para decir "sí", para agradecer y para ser solicitada en cada situación.

Descubra: Cómo las emociones afectan sobre el dolor de espalda?

Ahora, incluso si se trata de un acto de nobleza que nos enriquece como persona, también es bueno que desde la infancia se nos den estrategias para ser asertivos. Explicamos lo que es.

Asertividad

La asertividad es, ante todo, el comportamiento que nos permite defender nuestros derechos y necesidades de manera respetuosa, teniendo en cuenta a la persona tenemos ante nosotros.

  • No es nada fácil Pero para tener éxito en ser asertivo, es necesario definir nuestra propia autoestima y saber dónde están nuestros límites.
  • Una vez que conocemos nuestros límites personales, debemos ser capaces de evitar que otros los traspasen, pero también que no violen los espacios de los demás.
  • Se trata de respetar y ser respetado, saber escuchar, pero también saber cómo subir el tono para explicar con claridad y seguridad lo que no queremos, lo que no nos gusta o lo que hacemos daño.
  • No tengas miedo de usar el pronombre personal "I" en sus oraciones ( "Me niego a hablar así", "No hago no apoyan esta situación, me duele "," Me siento devaluado, creo que no me respetas ")

Las posibles consecuencias de decir" pare "

Cualquier cambio va acompañado de una dosis de miedo, inseguridad y una sensación de riesgo cuando uno se imagina las posibles consecuencias que pueden ocurrir.

  • Decir detenerse en esta compleja situación familiar puede hacer, por ejemplo, que dichas personas reaccionen negativamente, rechazándonos.
  • Decir detenerse en una situación laboral insostenible puede hacer que perdamos nuestro trabajo.
  • Decir detener el comportamiento negativo de un niño puede hacer que diga cosas como "no me quieres".
  • Todos estamos asustados. posibles consecuencias, pero antes de anticiparlas e incluso temerlas, es necesario pensar en lo que podría suceder en caso de que no reaccionemos y donde persistiríamos en esta situación tan negativa .
  • A veces es más da ngereux para seguir uniéndose a un presente insostenible que reaccionar y decir "parar". Ya sea que lo creamos o no, abrimos nuevos caminos donde todos podemos ganar.

Descubre: 7 consejos prácticos para reducir el estrés

La necesidad de ser honesto con sus valores

Nuestra integridad emocional está vinculada a un sistema de valores y creencias

Si nos acostumbramos a rendirnos hoy y mañana, si solo vivimos con la perspectiva de estar decepcionados o de agradar a los demás, llegará el día en que ya no nos reconoceremos ante el espejo.

  • No es bueno. Ahora sabemos que es casi imposible hacer siempre lo que queremos, y que no siempre es bueno decir todo lo que sentimos y pensamos.
  • Es solo cuestión de ser constante, respetuoso y respetuoso consigo mismo y con los demás.
  • Para vivir juntos, es necesario tener en cuenta las necesidades de los demás, pero también saber escuchar el propio corazón y actuar en equilibrio.
  • Nuestra paz interior no es negociable, también lo es nuestra dignidad. Si permitimos que otros nos dañen y nos conviertan en actores secundarios de nuestras propias vidas, perderemos nuestra autoestima y nos haremos daño.

También recomendamos leer: 10 consejos para ser feliz

Sé firme con tus valores. Escucha tu voz interior y no temas decir "detener" cuando sea necesario.

Todos cambiamos, y este cambio no es un giro de 180 grados, sino un paso adelante , para seguir adelante.


7 Cosas que nunca deberías tolerar en tu relación

7 Cosas que nunca deberías tolerar en tu relación

Cuando tomamos la decisión de ponernos en una relación, buscamos construir una experiencia llena de emociones y felicidad. La atracción y la ternura que tenemos por esta persona nos alientan ser mejor y con el tiempo, nos permiten sentir que una parte de nosotros está llena. Pero sabemos que en algún momento tenemos que enfrentar situaciones difíciles que pueden fortalecernos los enlaces y determinan si realmente queremos continuar la relación.

(Sexo y las relaciones)

Educar con amor y no en la obediencia basada en el miedo y la gravedad

Educar con amor y no en la obediencia basada en el miedo y la gravedad

Contrario a lo que mucha gente piensa, la severidad no garantiza el éxito en la educación . reglas rígidas traer consecuencias tales como el miedo y la inseguridad. De hecho, es sorprendente que en nuestro propio idioma, algo que asociamos "obediente y dócil niño" conveniente y deseable por todas las familias .

(Sexo y las relaciones)