5 Estrategias personales para canalizar y aliviar la ansiedad en 15 días

5 Estrategias personales para canalizar y aliviar la ansiedad en 15 días

Ansiedad, en cualquier cuál de sus tipologías se vive de manera muy intensa para quienes la padecen. Puede ser devastador e impredecible.

Algunos lo definen como un monstruo, como un parásito incómodo que, de vez en cuando, visita nuestra mente para molestarlo, para tomar el control de nuestra realidad y para desafinarla

Por lo tanto, ella es capaz de sofocarnos, retorcer nuestros cuellos a nuestro equilibrio y nuestra capacidad de sentirnos competentes en lo que estamos haciendo.

Los pensamientos a veces actúan como enemigos reales.

Esto es algo que usualmente descubres cuando eres adolescente hasta que alcanzas la madurez. Nuestra mente oscila entre momentos de tranquilidad y momentos en que estamos cerca del borde del abismo.

No es fácil controlarlo, ni predecir cuándo nuestro cerebro anticipará una amenaza, y luego desencadenar una respuesta interna marcada por un aumento en la adrenalina.

Palpitaciones, aceleración del corazón, sudores fríos, negatividad y pensamientos catastróficos suelen ser las respuestas más comunes.

Hoy, en este artículo, te proponemos descubrir 5 estrategias efectivas

Son fáciles de aplicar, es suficiente una buena dosis de fuerza de voluntad y otra de perseverancia: al final 15 días, verá los resultados

1. Tome nuevos hábitos

Los hábitos de la rutina están adaptados para reducir el impacto de la ansiedad y su apariencia. Nos ayudan a sentirnos seguros, anticipamos lo que puede suceder en cualquier momento y lo más importante, distribuimos el tiempo en el trabajo y el ocio.

  • Uno de los momentos más difíciles para las personas que sufren la ansiedad son los momentos centrales del día, cuando uno enfrenta cada una de sus responsabilidades.
  • Para enfrentarlos mejor, será necesario comenzar el día con ejercicios de meditación o yoga. Es una excelente manera de calmar la mente, de calmarla.
  • En tus hábitos, también debes tomar unas horas al final del día para descansar. Es ideal si sales a caminar, nadas o simplemente te relajas, coloreas mandalas o lees un libro.

Lee también: 5 ejercicios de meditación consciente para dormir mejor

2. Aprende a racionalizar cosas

Nadie puede enfrentar sus miedos si no los conoce, si no los delimita, si no los identifica.

  • Es necesario seguir un buen proceso de reflexión e introspección en la que se enumera lo que nos preocupa, lo que nos estresa y lo que nos preocupa.
  • Sepa que a veces los problemas reales se esconden en las emociones adyacentes, en un nudo de sensaciones confusas y caótico.
  • Piensa en sensaciones como "Me siento enojado, tengo miedo, estoy enojado con todos" puede ocultar problemas como: "No me gusta mi cuerpo, me siento herido por una mala reacción de mi compañero o mi infancia traumática me define todavía ..."

Por lo tanto, es necesario identificar el problema central.

3. Alguien con quien hablar

Todos necesitamos alguien con quien hablar, alguien con quien podamos ayudarnos y, sobre todo, sentir que nos escuchan y entendido

  • Es necesario prestar mucha atención a las personas con las que comparte tiempo cada vez que sienta que el demonio de la ansiedad lo invade.
  • Busque a alguien que no lo juzgue y que no caiga en el error. Es común decirte: "Tomas todo el mal, exageras ..."
  • No necesitas ser juzgado, ni ese refuerza más tus emociones negativas.
  • ¿Qué? tienes que buscar, es calma y equilibrio, que te ayuda a racionalizar tus preocupaciones, tus miedos y calma tus pensamientos obsesivos.

Lee también: Cómo sobrevivir los días oscuros, donde no lo hace ¿Hay oraciones?

4. Conciencia en la vida cotidiana

La atención plena es una filosofía de vida basada, sobre todo, en la práctica de la meditación.

Pero incluye muchos otros enfoques que pueden canalizar la ansiedad de una manera muy útil, siempre que dediquemos tiempo y voluntad.

  • La atención plena nos enseña a tener más vida en el presente, para estar más al tanto de sus necesidades actuales
  • Nos conecta con la realidad que nos rodea, con el aquí y ahora, donde no hay necesidad de anticipar cosas que no son una vez más, que es la principal característica de la ansiedad.
  • La atención plena nos ofrece aprender a comer mejor, de manera relajada, sin estimulación.
  • Nos enseña a relajarnos para conectar nuestra mente con nuestro cuerpo, para aprovechar las oportunidades que nos llegan, sin anticipar los hechos negativos.

5. Frases que se repetirán para calmar la ansiedad

Tener en la vida cotidiana una serie de oraciones en las que concentrarse para encontrar el punto de equilibrio interno es sin duda una buena estrategia para canalizar la propia ansiedad.

Aquí hay algunos ejemplos simple:

  • tengo control sobre las cosas, no pasará nada malo, mi mente está tranquila y mi corazón late lentamente, relajado y sin prisas
  • Todo está bien, estoy tranquilo. Soy dueño de mi mente, soy un artesano de mis emociones, soy el capitán de mi corazón: nada me excederá.
  • Estoy bien, nada me molesta. Me siento bien, nada ni nadie quitará esta paz interior. Soy importante, me amo a mí mismo, me respeto a mí mismo y ahora solo necesito calma.

Siéntase libre de poner estos consejos en práctica. Serán de gran utilidad.

Imagen principal de © wikiHow.com


Somos mucho más que nuestras cicatrices

Somos mucho más que nuestras cicatrices

Muchos de nosotros llevamos sus cicatrices como si fueran una carga pesada . Un peso que hace demasiado presente nuestro pasado, nos abruma, nos agota y hace presente la ansiedad. Olvidamos que no somos nuestras cicatrices ni los errores del pasado ni la culpa que pudimos haber sentido en ese momento.

(Sexo y las relaciones)

¿Eres una persona resiliente?

¿Eres una persona resiliente?

Las personas resilientes saben que la adversidad no es una trampa en la que es bueno estar encerrado. Dificultades cotidianas, la pérdida de un ser querido y ajedrez de todo tipo son parte del camino de la vida. Tienes que sobrevivir y aprender de ellos. Según un artículo publicado en Fundación DANA sobre la neurobiología de la resiliencia, todos podríamos desarrollar esta capacidad.

(Sexo y las relaciones)