CIRUGÍA DE LIPOASPIRACIÓN - Indicaciones y Riesgos.

CIRUGÍA DE LIPOASPIRACIÓN - Indicaciones y Riesgos.

La liposucción, también llamada liposucción, es un procedimiento quirúrgico que consiste en la remoción de tejido graso de áreas específicas del cuerpo, como barriga, nalgas, caderas y muslos, a través de una técnica que usa succión. La liposucción no es un procedimiento que busca el adelgazamiento, sino la remoción de grasa localizada, principalmente aquellas resistentes a dietas y ejercicios.

En este texto vamos a hablar un poco de las indicaciones, de los riesgos y de las técnicas de liposucción.

¿Cómo se hace la liposucción?

La liposucción es un procedimiento quirúrgico que debe ser realizado exclusivamente por cirujanos plásticos, debiendo ser realizado en un centro quirúrgico habilitado con anestesia.

Antes de la cirugía, la cirugía plástica marcará con una pluma las áreas que se abordarán con la liposucción. Es posible que su médico le pida que se quede de pie parcialmente sin ropa para que pueda hacer las marcas correctamente.

La anestesia para la liposucción puede ser regional (peridural o raqui) o general, dependiendo de la cantidad de grasa que se pretende retirar (lea: ANESTESIA GENERAL | Cómo funciona y cuáles son los riesgos). La anestesia general también se utiliza cuando se desea lipoaspirar segmentos más altos, como brazos y región submentoniana, y principalmente, cuando la lipo se asocia a otra cirugía, como por ejemplo mamoplastia o rinoplastia.

Una vez que el paciente se encuentra anestesiado, el procedimiento puede iniciarse. La liposucción se realiza con la inserción de una fina cánula, instrumento cilíndrico hueco de metal, a través de pequeñas incisiones en la piel hacia la capa de tejido adiposo (tejido de grasa). La cánula de la liposucción se conecta a un dispositivo que crea vacío para aspirar la grasa. Cuando la cánula entra en la capa de grasa subcutánea, causa traumas en el mismo, soltando las grasas y facilitando su aspiración fuera del cuerpo.

Lo que he explicado arriba es el principio básico de la liposucción. Actualmente existen variaciones de esta técnica que permiten una aspiración más eficiente y menos traumática de grasa.

La técnica infiltrativa, también llamada lipoaspiración tumescente, es actualmente la más usada y consiste en la inyección, en la grasa que será lipoaspirada, de una solución compuesta por suero, análogos de la adrenalina y, en algunos casos, anestésicos locales. Esta solución, además de facilitar la aspiración de la grasa, también causa una constricción de los vasos sanguíneos, disminuyendo la ocurrencia de sangrados y edemas.

La liposucción ultrasónica implica una cánula capaz de emitir energía ultrasónica para "fundir" grasa, facilitando su eliminación. La técnica con ultrasonido se puede utilizar junto con la técnica infiltrativa. A pesar de parecer más efectiva en la teoría, esta técnica presenta algunas desventajas como la necesidad de incisiones mayores, mayor riesgo de lesiones internas, mayor costo y mayor tiempo de procedimiento.

La liposucción láser es similar, excepto que en lugar de utilizar el ultrasonido, utiliza la energía del láser para descomponer las grasas. Actualmente no hay evidencias que estas dos técnicas sean superiores a la liposucción infiltrativa aislada.

El vibroliposucción es otra variante consiste en una cánula que produce movimientos rápidos hacia adelante y hacia atrás, lo que facilita la descomposición de la grasa y su aspiración.

Al final, la liposucción tumescente es el más usado y puede o no estar asociada con otras técnicas.

¿Y a las técnicas llamadas de minilipo, hidrolipo, lipolight? Estos procedimientos se venden a menudo como variaciones más seguras y con menos riesgos que la liposucción, lo que es una mentira. La minilipo o la lipolight son, por ejemplo, sólo una liposucción en la que se retira menor cantidad de grasa. En el fondo, presentan las mismas indicaciones y riesgos. No acepte ser operado por médicos no especializados en cirugía plástica bajo la alegación de que estos procedimientos son más simples, pudiendo ser realizados por otros profesionales. Tenemos un texto en el que abordamos estos tipos de cirugía plástica con más detalles (lea: LIPOASPIRACIÓN | HIDROLIPO, MINI LIPO y LIPOLIGHT).

Post-operatorio de lipoaspiración

La región sometida a la liposucción puede quedar bastante dolorosa y presentar edemas y equimosis (manchas moradas). El cirujano plástico puede indicar el uso de una cinta para modelar el cuerpo y reducir el edema. La cinta suele ser utilizada ininterrumpidamente por cerca de 1 mes, pudiendo ser retirada sólo a la hora del baño. Posteriormente la correa se utiliza solamente por la noche, a la hora de dormir, por un mes más.

El paciente puede y debe caminar ya en el primer día de postoperatorio para reducir el riesgo de trombosis en las venas de los miembros inferiores. El retorno al trabajo suele ser liberado después de 1 semana. El plazo para la retirada de los puntos también suele ser de 7 días. Actividades físicas sólo después de 1 mes, como mínimo.

¿Cuáles son los buenos candidatos a la liposucción?

Como ya se mencionó al principio del texto, la liposucción no debe objetivar el adelgazamiento. Los mejores resultados son obtenidos por aquellos pacientes que mantienen el peso estable desde hace algún tiempo, pero presentan aquella traviesa gordita localizada, a pesar del control de la dieta y de ejercicios regulares. El paciente no debe hacer la liposucción primero para luego resolver cambiar sus hábitos alimentarios y de actividad física. El área lipoaspirada no suele acumular grasa de nuevo, lo que puede causar irregularidades si el paciente vuelve a engordar.

El grado de flacidez de la piel puede ser un factor impeditivo. Una excesiva flacidez puede indicar pérdida de la elasticidad de la piel, lo que entorpece los resultados de la liposucción. La presencia de estrías también es un fuerte indicador de una piel pobre en elasticidad (lea: ESTRÍAS Tratamiento y prevención).

¿Cuáles son el riesgo de la liposucción?

La liposucción es un procedimiento quirúrgico y debe tratarse con la debida seriedad. Complicaciones comunes a cualquier cirugía, como sangramientos y reacciones a la anestesia también pueden ocurrir en la liposucción.

La liposucción es muy traumática y provoca grandes edemas en el subcutáneo, lo que significa gran movilización de los líquidos corporales. Para evitar complicaciones como anemia (lea: ANEMIA Síntomas y causas) o insuficiencia renal aguda (lea: INSUFICIENCIA RENAL AGUDA Síntomas y tratamiento) por sangrados o pérdidas excesivas de agua para los edemas, los volúmenes de grasa aspirados no deben sobrepasar el 7% del peso corporal (ej: 4, 2 litros en un paciente de 60 kg) y el área lipoaspirada no debe ser mayor del 40% del área corporal.

Otro riesgo es la lesión de órganos internos por la cánula. Esta complicación es muy grave, pero es rara si el profesional es experimentado y bien entrenado. El problema es que hay muchos aventureros practicando cirugía plástica sin tener título de cirujano plástico.


¿QUÉ ES HEPATITIS?

¿QUÉ ES HEPATITIS?

Hepatitis es un término que significa inflamación del hígado. La hepatitis puede ser crónica o aguda y afecta a personas de ambos sexos y de todas las edades y etnias. Hay varias causas para la inflamación del hígado, lo que significa que hay varios tipos de hepatitis. Las principales causas son: Virus: Hepatitis A, B, C, D y E. Infe

(medicina)

PALOMAS, TAQUICARDIA Y ARRITMIAS CARDÍACAS

PALOMAS, TAQUICARDIA Y ARRITMIAS CARDÍACAS

La palpitación es el nombre que se da a la percepción de los latidos del corazón, normalmente con incomodidad y sensación de que estos latidos son irregulares. Nuestro corazón, cuando estamos en reposo, realiza entre 60 y 100 latidos por minuto. Por lo tanto, en promedio, 4.800 batidos por hora y 115.200

(medicina)