10 SIGNOS Y SÍNTOMAS DE LA LEUCEMIA

10 SIGNOS Y SÍNTOMAS DE LA LEUCEMIA

La leucemia es uno de los tipos de cáncer más comunes, pudiendo acometer desde niños hasta personas mayores. La leucemia generalmente comienza en los leucocitos (glóbulos blancos de la sangre), que son las células de nuestro sistema inmunológico responsables del combate a gérmenes invasores.

En este texto vamos a abordar exclusivamente los signos y síntomas más comunes de la leucemia. Para saber más detalles sobre esta enfermedad, lea: LEUCEMIA | Síntomas y Tratamiento.

Los principales signos y síntomas de leucemia son:

  • Fiebre.
  • Sudor nocturno.
  • Perdida de peso.
  • Aumento de los ganglios linfáticos.
  • Aumento del bazo.
  • El cansancio.
  • La anemia.
  • Sangrado.
  • Manchas moradas en la piel
  • Dolor en los huesos

¿Cómo afecta la leucemia al organismo?

Antes de seguir adelante con las explicaciones sobre los síntomas de la leucemia, se hace necesaria una breve explicación sobre el papel de los leucocitos sanos y de los leucocitos enfermos en esta enfermedad.

La producción de leucocitos se realiza en la médula ósea. En individuos sanos, estas células se producen de forma ordenada y controlada, de acuerdo con las necesidades del sistema inmunológico. En la leucemia, una célula sufre mutación, haciéndose diferente de los demás leucocitos y pasando a multiplicarse de forma desordenada e incontrolable.

Los leucocitos son las células de defensa responsables del combate a gérmenes invasores. Siempre que hay una infección, principalmente de origen bacteriano, la médula ósea aumenta su producción para que el cuerpo tenga mayor capacidad de defenderse. Nuestra sangre tiene en promedio entre 4.000 y 11.000 leucocitos en cada mililitro. Cuando hay una infección, este número puede sobrepasar las 20.000 células por mililitro. Esta elevación de los leucocitos recibe el nombre de leucocitosis y es una respuesta natural del organismo a las infecciones (lea: HEMOGRAMA | Entender sus resultados).

La leucemia es un cáncer que surge en la médula ósea, provocando la producción incontrolada de leucocitos. A diferencia de la leucocitosis que aparece en las infecciones, la leucocitosis de la leucemia es un acontecimiento anormal y dañino. Los leucocitos de la leucemia son atípicos, incapaces de combatir agentes infecciosos. Si en las infecciones es común que los leucocitos queden alrededor de 20.000-30.000 células / ml, en las leucemias este número supera fácilmente las 60.000 células / ml, pudiendo llegar a más de 100.000 células / ml.

El leucocito que sufre la transformación maligna, es decir, se convierte en cáncer, pasa a multiplicarse de forma descontrolada, ocupando toda la médula ósea, pudiendo extravasar a la sangre y otros órganos.

Existen las leucemias agudas, que son las que presentan mayor multiplicación y agresividad; y las leucemia crónicas, que presentan una evolución más arrastrada, pudiendo tardar años hasta que surgen los primeros síntomas.

Hecha esta rápida explicación, podemos pasar a la parte de los síntomas de la leucemia

Signos y síntomas de la leucemia

Los cuatro tipos más comunes de leucemia son:
- Leucemia mieloide aguda (LMA).
- Leucemia mieloide crónica (LMC).
- Leucemia linfocítica aguda (LLA).
- Leucemia linfocítica crónica (LLC).

Vamos a hablar un poquito de los síntomas más comunes a todas ellas.

fiebre

La fiebre en la leucemia puede ser causada por una infección oportunista que se aprovecha del hecho de que los leucocitos están enfermos e incapaces de defender el organismo. El paciente con leucemia es más susceptible a las infecciones. Sin embargo, lo más común es que la fiebre tenga su origen en la leucemia.

La fiebre de la leucemia generalmente dura de varios días y tiene origen oscura, o sea, no se puede encontrar una causa para la misma. Esta fiebre puede ser alta y venir acompañada de escalofríos.

Síntomas B

Algunos pacientes con enfermedades malignas de la sangre, como linfomas (lea: LINFOMA HODGKIN y LINFOMA NO-HODGKIN) y las leucemias, pueden presentar los llamados síntomas B, que es una tríada compuesta de fiebre, sudores nocturnos y pérdida de peso no intencional.

Aumento de los ganglios linfáticos

Las apariciones de ganglios indolores, principalmente en las regiones del cuello, axilas, clavícula y en la fosa del codo, son un síntoma común de la leucemia, principalmente de la leucemia linfocítica aguda (LLA) y de la leucemia linfocítica crónica (LLC), donde más del 50% los pacientes presentan esta alteración. En la leucemia mieloide aguda (LMA) el aumento de los ganglios linfáticos es poco común.

Aumento del bazo

El bazo es una especie de linfonodo gigante, cuya principal función es destruir las células sanguíneas viejas, defectuosas y malfuncionantes. El aumento del tamaño del bazo es muy común en las formas LMC, LLA y LLC, pudiendo provocar dolor en el cuadrante superior izquierdo del abdomen (lea: DOLOR EN LA BARRIGA | DOLOR ABDOMINAL | Principales causas).

Cansancio y anemia

Como la proliferación de células cancerígenas es gigantesca, las mismas acaban ocupando toda la médula ósea, obstaculizando la producción de otras células importantes de la sangre, como las hematíes (glóbulos rojos). La caída en la producción de los hematíes lleva a la anemia, que a su vez provoca síntomas como cansancio, astenia, intolerancia a los esfuerzos y palidez cutánea (lea: ANEMIA | Síntomas y causas).

Sangre y manchas moradas en la piel

Así como la ocupación de la médula por las células leucémicas provoca caída en la producción los hematíes, lo mismo ocurre con las plaquetas, otro tipo de célula sanguínea producida en la médula ósea. Como las plaquetas son las células responsables del proceso inicial de la coagulación de la sangre, es común que los pacientes con plaquetas bajas presenten hemorragias, principalmente en las encías, y equimosis (manchas moradas en la piel). Petéquias, que son múltiples pequeños puntos rojos en la piel, también pueden ocurrir.

Dolor en los huesos

Como la médula ósea se queda dentro de los huesos, la expansión de clones malignos de leucocitos dentro de la misma puede provocar dolores óseos. Otra causa de dolor óseo es la metatización del cáncer de hueso, que causa la destrucción de los mismos.

La mayoría de los síntomas descritos anteriormente ocurren en las formas agudas de la leucemia. Generalmente las leucemias crónicas se identifican de laboratorio, a través del hallazgo de una leucocitosis desproporcionada al estado clínico. Muchos pacientes descubren una leucemia crónica antes de tener manifestaciones clínicas de la enfermedad.


TROMBOSE VENOSA PROFUNDA - Causas, Síntomas y Tratamiento

TROMBOSE VENOSA PROFUNDA - Causas, Síntomas y Tratamiento

Trombosis es un término médico que indica la formación de un coágulo de sangre dentro de un vaso sanguíneo, provocando interrupción o grave limitación del flujo de sangre en el mismo. La trombosis puede ocurrir dentro de las arterias, siendo llamada trombosis arterial, o dentro de las venas, lo que se llama trombosis venosa. La fo

(medicina)

¿QUÉ ES UNA GLOMERULONEFRITE?

¿QUÉ ES UNA GLOMERULONEFRITE?

La glomerulopatía es el nombre que damos al grupo de enfermedades que afectan a los glomérulos, una estructura microscópica existente en los riñones, que es responsable de la filtración de la sangre y la producción de la orina. Hay varios tipos de glomerulopatías, siendo la glomerulonefritis (inflamación de los glomérulos) la forma más común. El objeti

(medicina)